000_WC35M.jpg
El ELN y otros grupos al margen de la ley se encuentran en el zona.
26 Mar 2018 03:55 AM

Funcionarios de ACNUR no pudieron ingresar al Bajo Cauca por inseguridad

El objetivo de la visita era analizar el desplazamiento de dos mil ciudadanos.

Verificadores de la Defensoría del Pueblo de Antioquia y Agencia de la ONU para los Refugiados ACNUR, han tenido que desistir de visitar las más de 20 veredas que sufren confinamientos y desplazamientos masivos en el Bajo Cauca antioqueño, donde hay fuerte presencia del Clan del Golfo, Los Caparrapos y la guerrilla del ELN.

Según lo denunció el mismo defensor regional del Pueblo, Jaime Zapata, sólo han logrado ingresar a dos puntos, pero desde ahí no pudieron continuar porque los mismos habitantes advirtieron que no se debía desplazar hacia las otras zonas donde había mayor riesgo. Además, la Fuerza Pública no puede cubrir los extensos territorios del Bajo Cauca y Norte del departamento, que son límites con Córdoba y el sur de Bolívar.

"En la última visita que se hizo de ACNUR con la Defensoría ellos pudieron ir hasta cierto punto, pero la comunidad les dijo que no se movieran de ahí. Las condiciones geográficas de nosotros son muy difíciles, así el Ejército tenga cinco mil hombres no les da para cubrir todo el territorio", dijo el Defensor del Pueblo.

A pesar de eso, el Ejército reitera que hace presencia con más de mil hombres y pronto habrá apoyo de la Operación de Agamenón Dos para controlar el territorio.

Hasta el momento, la zozobra en el Bajo Cauca y norte de Antioquia dejan más de 2.000 personas desplazadas y al menos 1.500 se albergan en la capital antioqueña, lo que preocupa por una crisis humanitaria.