Feligreses abandonaron el corregimiento por hostigamientos.
Vanessa Saldarriaga Soto / RCN Radio.
1 Feb 2021 07:44 PM

Feligreses que esperaban llegada de Jesucristo abandonaron su hogar por hostigamientos

Varios miembros de la iglesia Berea tuvieron que dejar el corregimiento de Isabel López debido al rechazo de la comunidad.
Tatiana Andrea
Roenes Cadena
@tatianarohenes

Crece la polémica en medio del caso de la iglesia cristiana del corregimiento de Isabel López, en Sabanalarga, Atlántico, en la que sus miembros afirmaban que Jesucristo resucitaría entre los muertos el pasado 28 de enero. 

En esta ocasión, las autoridades del municipio dieron a conocer que los feligreses tuvieron que abandonar dicho corregimiento, a raíz de hostigamientos que recibieron por parte de la comunidad. 

Le puede interesar: Mujer dejó botados trabajo y familia por esperar la resurrección de Jesucristo

"Nosotros tuvimos una conversación con dos feligreses, quienes afirmaban que seguían creyendo en la promesa de la llegada de Jesús, pero estaban temerosos por las represalias de los habitantes del corregimiento, quienes estaban muy molestos con la comunidad religiosa", indicó el secretario de Gobierno de Sabanalarga, Vicente Berdugo. 

"Ellos nos solicitaron ayuda para poder trasladarse a la ciudad de Barranquilla. Como Administración municipal les realizamos el acompañamiento y los dejamos en un sitio específico en la ciudad, posteriormente ellos tomaron unos taxis", agregó el funcionario. 

El secretario afirmó que los feligreses tomaron un rumbo desconocido. Sin embargo, dio a conocer que el pastor de la iglesia Berea, Gabriel Alberto Ferrer, les prometió un hogar en la ciudad de Barranquilla, con el fin de protegerlos de los hostigamientos de los que eran víctimas en el corregimiento de Isabel López. 

Vea además: Sacerdote en Atlántico celebró su cumpleaños con fiesta en casa cural

De acuerdo con Vicente Berdugo, fueron siete adultos los que se trasladaron a la capital del Atlántico, pues cabe recordar que los menores de edad que también hacían parte de dicha iglesia, fueron dejados al cuidado de familiares en el corregimiento de Isabel López. 

Cabe resaltar que una de las mujeres que pertenecía a esta iglesia tuvo que ser internada en una clínica de reposo, debido a su estado mental.