13 Jun 2016 10:15 AM

Exploración minera junto al único humedal que tiene Maicao

Hocol es la compañía que busca gas realizando exploraciones sísmicas en la laguna Washington, reserva natural de agua dulce en La Guajira.
En Maicao, la comunidad Wayúu muestra preocupación por los avances del proyecto Sísmica Gua 2, que se está realizando en una de las zonas de Colombia más afectadas por la sequia. Donde los índices de desnutrición son altos por la falta de agua potable.
 
En un viaje que realizó el equipo de LA F.m. se evidenció cómo trabajadores de la compañía instalan y trabajan a unos pasos del ecosistema que reúne a decenas de aves migratorias que llegan incluso de Estados Unidos.
 
La empresa se comprometió con las autoridades indígenas tradicionales a dar un aporte a la comunidad como reciprocidad. Se entregara en especie el equivalente a $18.000.000 según el proyecto que quiera realizar cada comunidad. María Celia Ipuano, autoridad tradicional de la comunidad Washington, donde queda el humedal, manifestó que a ella le entregaran unos chivos y unas tejas de zinc.
 
La autoridad aseguró desconocer exactamente en qué consiste el proyecto, según ella, en el algún momento pensó que simplemente abrirían trollas para pasar gasolina por esa zona. “este terreno es el último en intervenir, no tenía como decir no, ya todas las comunidades habían autorizado el proyecto, nosotros somos el último tramo”.
 
Alain Andrioly, director de la oficina de Asuntos Indígenas denunció que los Wayúu están siendo engañados,  señalando que la socialización del proyecto entre los empresarios y la comunidad se ha dado bajo mentiras y ocultamiento de los riesgos ambientales y sociales que se podrían presentar a futuro. “Ellos llevan un interprete, pero el interprete dice lo que la empresa quiere que ellos escuchen”, dijo Andrioly durante una sesión que se realizó el pasado 24 de mayo en el Concejo de Maicao.
 
Además, agregó que muchas autoridades tradicionales recibieron $ 1.500.000 para que se reunieran y realizarán un ritual con la comunidad explicándole de qué se trataba el proyecto, algo que, según él,  no se cumplió: “ninguna hizo nada, simplemente la autoridad cogió su millón quinientos, entren dos puesticos y unos meses su carro a trabajar. Se vendieron por unos cinco o seis millones de pesos sin medir las consecuencias ambientales”, denunció el líder indígena.
 
Jaime Checa, jefe de geofísica de Hocol desmintió lo denunciado, indicó que si bien es cierto que hay trabajadores de la compañía que están alrededor de la zona, no se está trabajando a menos de 100 metros del humedal, según lo autoriza las autoridades ambientales.
 
Por otra parte, indicó que se han realizado las actividades informativas correspondientes, con el traductor de  Wayúunaiki (lengua oficial de los Wayúu) que la misma comunidad escogió. Checa señaló que es falso que se presenten afectaciones ambientales a futuro. Vea aquí la información que la compañía tiene sobre el trabajo realizado en esa zona.
 
En la Anla, Autoridad Nacional De Licencias Ambientales, manifiestan que hasta el momento no hay licencia ambiental para ese proyecto en específico. El trámite se está realizando en Corpoguajira donde manifiestan que la comunidad puede ir a dar a conocer sus inconformidades y temores para aclarar la situación.
 
 
Manuel Rodríguez, exministro de Ambiente: explorar un humedal en Maicao es absolutamente improcedente
 
 
 
 
Jaime Checa, jefe de geofísica de Hocol, aseguró que el Ministerio del Interior reguló ante la comunidad su actividad en Maicao
 
 
 
 
 
Fuente
Sistema Integrado Digital