14 Abr 2016 09:18 AM

Exasesor de fallido proceso de paz dice que "pronto" se negociará el fin del conflicto

El sociólogo Leonel Narváez, que asesoró en el proceso de paz con las Farc entre 1999 y 2002, aseguró en una entrevista con EFE que "la paz queda por hacerse".
Narváez afirmó también que "cualquier proceso de paz debe contemplar las necesidades subjetivas de los integrantes de los grupos en conflicto".
 
Narváez visitó Uruguay para participar en varios eventos y conferencias relacionados con "la cultura ciudadana del perdón y reconciliación" y la "convivencia sin violencia", de las que hace la base de su metodología de resolución de conflictos.
 
De su experiencia como asesor de las negociaciones de paz con las Farc, dijo que cuando ese proceso iniciado en 1999 se terminó tras tres años de trabajo se puso a pensar "qué faltó".
 
"Me di cuenta que países como Sudáfrica, Mozambique, Ruanda, Honduras, Guatemala o El Salvador, que resolvieron sus conflictos hace 20 años, siguen subiendo en niveles de violencia", reflexionó el también presidente de la Fundación para la Reconciliación.
 
Asimismo indicó que en países como Colombia, "con 7 u 8 millones de víctimas" tras varias décadas de conflicto armado, "es importante sanar las heridas históricas, la memoria de un pasado muy triste".
 
Si bien reconoció que el programa de atención a las víctimas implementado por el Gobierno colombiano está dando soluciones a las víctimas en materia "económica, de salud y de restitución de tierras", consideró que "hay que sanar la rabia, el rencor y las ganas de venganza de miles de personas".
 
"Si estas heridas no se resuelven de forma creativa, es muy posible que se vuelva a encender la violencia", enfatizó Narváez.
 
El sociólogo se mostró esperanzado con las negociaciones que están teniendo lugar en La Habana, "hay mucha esperanza todavía, con las Farc el fin de este proceso está muy cercano", añadió.
 
Narváez abordó también la Ley de Justicia y Paz que "permite que quienes entreguen las armas y confiesen delitos vayan a la cárcel por tiempos muy cortos en relación a los delitos que han cometido".
 
Reconoció que la sociedad colombiana está "polarizada" pues un "40 o 45% de la población no está de acuerdo con las concesiones a la guerrilla".
 
En este sentido afirmó que la visión de los opositores a esta norma "sirve" para que las concesiones que haga el Gobierno sean "muy equilibradas y pensadas".
 
"Si no sanamos las heridas del pasado queda la semilla, el virus, de posibles violencias futuras", concluyó.
 
Narváez promueve en países como Colombia y Uruguay las llamadas "Escuelas de Perdón y Reconciliación", a las que considera una herramienta que de "forma lúdica, gradual y participativa" permiten que los participantes pasen "de las ganas de venganza, a las ganas de expresar bondad misericordia y compasión".
Fuente
Sistema Integrado Digital