Iván Duque
Iván Duque, presidente de Colombia.
Colprensa
19 Sep 2018 03:38 PM

Duque atribuyó a errores de desmovilización el rearme de exguerrilleros

El Jefe de Estado respondió a la portada del New York Times sobre el rearme de las disidencias de las Farc
Javier Barragán Ramos
Javier
Barragán Ramos
@Barraganjavi

EL presidente Iván Duque atribuyó a errores de desmovilización el fenómeno de rearme que se está presentando con las disidencias de la extinta guerrilla de las Farc.

Esa situación ocupó la primera página de el diario de Estados Unidos The New York Times, con información sobre más de 2 mil 800 excombatientes que han vuelto a las actividades criminales.

“El país es consciente qué hay grupos armados organizados que se han venido estructurando en los últimos años con una gran capacidad de daño, y para nadie es una mentira que ese tipo de grupos son productos de errores en el proceso de desmovilización o desarme”, recalcó Duque.

Publicación del diario The New York Times 

Cientos de exguerrilleros de las Farc se han rearmado como disidentes tras la firma del acuerdo de paz en Colombia, ante la dificultad de volver a la vida civil y por la amenaza de grupos paramilitares, según publica The New York Times.

El diario estadounidense visitó el campamento de una guerrilla disidente escondida en las montañas al norte de Medellín, algunos de cuyos miembros dijeron haberse sentido acorralados por los paramilitares que buscan hacerse con el control abandonado por los rebeldes.

De acuerdo con la organización Insight Crime, citado en el reportaje, hay 2.800 guerrilleros disidentes de las Farc, lo que representa el 40 % de todos los milicianos que tenía el grupo antes de los acuerdos.

Uno de los entrevistados, alias "Poeta", relató que tras cumplir condena en la cárcel se asentó en la ciudad de Ituago como líder de grupos de activismo civil, pero tras el acuerdo de paz y la retirada de las fuerzas de la guerrilla, recibió la amenaza del Clan del Golfo.

Grupos paramilitares como ese, la organización criminal más grande del país, han asesinado a activistas sociales y exguerrilleros en otras partes del país, apunta el NYT, por lo que algunos han decidido revivir sus unidades de las Farc, aunque sin la estructura central de comando, y mucho más "pobres".

Fuente
Sistema Integrado de Información