02J84379.jpg
Ingimage
14 Dic 2016 06:53 AM

Descubren 'cartel de las enfermedades mentales' en Sucre

La Contraloría descubrio en Sucre el cartel de las enfermedades mentales, que produjo un detrimento al patrimonio por $3173 millones de pesos.

Según el organismo de control, se trata de que "utilizando recursos del Sistema General de Participaciones, la Gobernación de Sucre realizó en 2015 el pagos de hospitalización y tratamiento de supuestos enfermos mentales por $3.173 millones de pesos, donde los pacientes no existen y la facturación fue cancelada con soportes falsos".

El caso involucra a 5 IPS de la región y los hallazgos fiscales totalizan la suma mencionada ($3.173 millones).

El hallazgo de mayor cuantía asciende a $2.155 millones y corresponde a la facturación que se cobró a nombre de un médico especialista en psiquiatría, de Bogotá, para lo cual se habrían utilizado documentos y firmas presuntamente falsas.

La Gobernación canceló a una IPS facturas por $2.155 millones, por concepto de prestación del servicio de internación y atención de pacientes con trastornos mentales, concretamente con patología de drogodependencia.

"Estos pagos irregulares fueron ordenados por la Secretaría de Salud Departamental, por solicitud de un médico especialista en psiquiatría general, egresado de la Universidad Javeriana, quien al ser entrevistado por el equipo auditor precisó que si bien firmó un contrato en 2013 con dicha IPS, por 6 meses, para ir dos veces al mes a valorar pacientes, nunca llevó a cabo esta actividad", reveló la Contraloría.

El psiquiatra explicó que estuvo día y medio en Corozal (Sucre), conociendo las instalaciones de la IPS beneficiaria de este pago, y nunca lo volvieron a llamar, no le pagaron nada, ni le respondieron las llamadas telefónicas que les hizo, ni los correos electrónicos que les escribió en su momento.

Por lo tanto, aseguró, nunca atendió pacientes y mucho menos autorizó hospitalizaciones, como se indica en las historias clínicas de cada una de las facturas de los pacientes donde aparece supuestamente su firma y sello.

"Entiendo también que hay varios especialistas involucrados en este desfalco a la salud. Estamos metidos en este problema, es el colmo y espero que las investigaciones, en este caso, lleguen a las últimas consecuencias, porque se está jugando no solo con el nombre y el prestigio de los especialistas que de manera ingenua asistimos a este tipo de trabajos, sino también, que se está jugando con los recursos de la salud, que son recursos sagrados”, apuntó el galeno.