Embarazo
La menor dijo sentir pena y tristeza saber que niñas como ella están embarazadas.
Foto: archivo Colprensa
24 Sep 2018 11:47 AM

Del Machoman al Machotrapo, historia del primer falso embarazo que fue furor en Colombia 

Esta versión, que parecía de película, hizo pensar a muchos que venían en camino hasta nueve bebés.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

Durante el pasado fin de semana, las autoridades en Barranquilla lograron establecer que resultó ser falsa la versión de una mujer que denunció haber sido víctima del rapto de su hijo recién nacido, luego que desconocidos presuntamente la drogaron y le robaron el bebé que aún estaba en su vientre.  

Luego de varias pesquisas de la Policía, se conoció que la mujer simuló su embarazo y denunció el presunto rapto, con el fin de engañar a su pareja sentimental, movilizando infructuosamente a las autoridades locales.  

(Lea: Mujer simuló embarazo para engañar a su pareja en Barranquilla)

Este caso –del cual podrían venir actuaciones judiciales contra la mujer responsable del hecho–, no es el primero que se registra en el país. Era noviembre de 1997 cuando fue furor el caso de una joven barranquillera que posiblemente podría dar a luz hasta nueve hijos

Fue en el barrio Nueva Colombia de la capital del Atlántico donde empezaba a gestarse el mito del ‘Machoman’ por cuenta de la virilidad de un joven de 22 años que en un solo intento había engendrado esa cantidad de hijos

(Le puede interesar: Mujer raptó a bebé venezolana en Atlántico para engañar a su novio)

Se trata del insólito caso de Alejandro Ferrans y Liliana Cáceres -niña que para la época tenía 16 años- quienes mantenían una relación sentimental que se convirtió en un triángulo amoroso que tuvo un jocoso desenlace.  

Todo se originó cuando Liliana se enteró que Ale la estaba traicionando con su mejor amiga. Al saber de su rival decidió pasar a inventar que estaba en embarazo. Al comienzo tomaba mucha agua y jugos para que se inflara su barriga. Luego empezó a llenar un vestido de baño enterizo con ropa para que pareciera estar verdaderamente en estado de gravidez. 

Pese a estar viviendo bajo el mismo techo –como Alejandro ya mantenía una relación con otra mujer–, el contacto era casi nulo y por eso siempre creyó que se trataba en verdad de un embarazo. 

La mujer, en medio de la pobreza, no tenía un espejo para observar el tamaño de su barriga y por eso exageró en el número de trapos con que simuló su embarazo. De ahí que muchos creyeran que podría tratarse de hasta nueve bebés en camino. 

Con tal número de hijos en camino fue cuando surgió la leyenda del ‘Machoman’, un personaje que por esos años era famoso en la televisión colombiana por su fuerza. Sin embargo, la decepción vino poco después cuando la mujer fue llevada al Hospital Universitario para que le revisaran su vientre desproporcionado.  

Ya en el centro asistencial, Liliana no tuvo otra opción que contar la verdad, no sin antes tratar hasta de tirarse por la ventana del sexto piso al sentir total vergüenza por lo acontecido. 

De ahí entonces que lo que inició como el ‘Machoman’ pasó a ser un jocoso ‘Machotrapo’ que despertó el interés hasta del nobel Gabriel García Márquez, quien se reunió con su protagonista y prometió ayudarle para ser actriz y escribir un libro sobre su historia, algo que finalmente nunca se dio

De Liliana, lo último que se supo -según el diario El Heraldo– es que trabaja en Cartagena haciendo trenzas y masajes para sacar adelante a sus cuatro hijos. 

Fuente
Sistema Integrado Digital