13 Nov 2015 01:34 PM

De La Calle: avizoramos fin del conflicto por pacto entre Santos y ‘Timochenko’

El jefe del equipo negociador de paz del Gobierno, Humberto de La Calle, reiteró que no habrá curules gratis para la guerrilla de las Farc.
Durante la cumbre de gobernadores salientes y entrantes en Villavicencio, instalada por el presidente Juan Manuel Santos, el jefe del equipo negociador de paz del Gobierno en Cuba, Humberto de La Calle, reiteró al país que la fecha límite para firmar los acuerdos es una: la del 23 de marzo del año entrante (o antes) tal y como se pactó el pasado 23 de septiembre desde La Habana.
 
“Hubiéramos querido ir más rápido. No ha sido posible, pero avizoramos ya el fin de las conversaciones, particularmente, por el acuerdo entre el comandante de las Farc y el jefe de Estado de terminar las conversaciones el 23 de marzo”, dijo De La Calle.
 
En ese sentido, aunque no quiere “vender ilusiones”, y a pesar de las dificultades propias del proceso, hay una verdadera oportunidad para lograr la paz con la guerrilla y la implementación de los acuerdos, según dijo, está en manos de nuevos mandatarios regionales.
 
De La Calle también habló sobre el punto que establece la participación en política de las Farc. Dijo que no se están regalando curules ‘a dedo’ para favorecer a la guerrilla.
 
“Hay grandes decisiones nacionales. Una nueva apertura política para buscar una política más incluyente. La creación de circunscripciones especiales, territoriales, para que aquellas regiones más pobres y más abandonadas tengan transitoriamente una mayor representación en el Congreso", dijo De La Calle.
 
"No es un regalo a las Farc, como han dicho algunos. Es una oportunidad abierta a todos. A nuevos movimientos, a organizaciones de campesinos, a sectores comunitarios excluidos”, explicó el jefe del equipo de paz de Santos.
 
Finalmente, reiteró que la justicia transicional a la que se someterán los actores responsables del conflicto armado no es la hermana menor de la justicia. “Es justicia para la transición, a fin de que logremos aunar las posibilidades de la paz con la mayor dosis de justicia, teniendo como marco los derechos de las víctimas”.