La hidroeléctrica de Ituango, Hidroituango
La hidroeléctrica de Ituango, Hidroituango, ubicada en Antioquia
Foto de Colprensa
30 Mayo 2018 06:47 AM

Daniel Quintero Calle: Hidroituango empezó a caerse desde el día que se adjudicó

El exviceministro de las TIC también aseguró que no se la ha dicho a la gente el riesgo real.
Alfonso
Alfonso
Rico Torres
@AlfonsoRicoT

Daniel Quintero Calle, exviceministro de las TIC, cuestionó severamente la crisis de Hidroituango porque, sostuvo, su construcción ha estado llena de hechos de corrupción y malos procedimientos. 

"Hidroituango empezó a caerse desde el día que se adjudicó", al hacer énfasis en que la obra se le entregó al grupo brasileño de construcción Camargo Correa, a quien comparó con la también brasileña Odebrecht.

Sobre Camargo Correa, el 26 de mayo anterior, el diario El País de España aseguró que el grupo brasileño movió 100 millones de dólares entre 2008 y 2011 en un banco de Andorra para pagar "sobornos". 

La juez Maria Ángels Moreno investiga desde 2017 el dinero de Camargo Correa en Andorra, un pequeño país europeo entre España y Francia considerado hasta el pasado año paraíso fiscal. En concreto, se trataría de un delito de "blanqueo de capitales destinados a sobornar a políticos y altos funcionarios" de Latinoamérica a cambio adjudicaciones de obra pública, algo que niega la empresa.

Camargo Correa imitaría -según la investigación- el modelo aplicado hasta 2016 por Odebrecht, la constructora brasileña que reconoció el pago de 788 millones de dólares (682 millones de euros) en comisiones ilegales a funcionarios y primeros ministros de 12 países de Latinoamérica. 

El capital de Camargo Correa en Andorra habría circulado a través de una telaraña de seis cuentas en la Banca Privada d'Andorra (BPA). Dos de ellas estaban cifradas para blindar la identidad del cliente.

En medio de este contexto, Daniel Quintero Calle, exviceministro de las TIC, dijo que "no se le ha dicho a la gente el riesgo real que están corriendo desde el día cero", al tiempo que sostuvo que "se ha ocultado de forma sistemática información" y, denunció, se retiraron documentos clave de Hidroituango de su sitio oficial.

Daniel Quintero Calle también aseguró que "quitaron sensores que miden nivel del río Cauca" y "mucha gente está intentando cuidar sus puestos, su reputación". El exviceministro también dijo que lo han tildado de politiquero, pero no le han desmentido sus denuncias.

De igual manera, Daniel Quintero Calle no dejó claro si sus denuncias corresponden a sus intenciones de aspirar a la Alcaldía de Medellín. "Ya no son los túneles los que están fuera de control. Ahora es la montaña y la represa entera", aseguró previamente vía Twitter. 

"Hidroituango no fue desastre natural. Para ganar 6 meses, se ordenó cierre con cemento de túneles de emergencia sin que la represa estuviera terminada. Se echaron la bendición y dejaron un sólo túnel poniendo en riesgo la vida de miles de personas y las finanzas de EPM", dijo en otro mensaje.

Audio

Daniel Quintero Calle, exviceministro de las TIC, hablando de Hidroituango

0:27 5:25

Su pronunciamiento tuvo lugar luego de que las autoridades decretaran la alerta roja en cuatro poblaciones del departamento de Antioquia, que serán evacuadas por un nuevo movimiento de tierra en la ladera de una de las montañas que colinda con la hidroeléctrica de Ituango, que está en construcción y lleva un mes en emergencia.

Así lo informó la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres mediante un comunicado, en el que detalló que por últimos deslizamientos y hasta tanto "no se evalué la evolución de los fenómenos presentados", se realizará una evacuación de "carácter preventivo" de cuatro poblaciones del departamento de Antioquia. Las poblaciones son los corregimientos de Puerto Valdivia y Puerto Antioquia, así como los municipios de Cáceres y Tarazá.

La emergencia en Hidroituango comenzó en la madrugada del 7 de mayo cuando se produjo un derrumbe en la zona en que se construye la central eléctrica, lo que ocasionó "un taponamiento total en el túnel" que desvía el río Cauca, el segundo afluente de mayor cauce en el país, durante las obras.

La nueva amenaza en la zona se inició el sábado con un desprendimiento de tierra que obligó a la evacuación de los trabajadores de la hidroeléctrica, que hasta ese momento estaban concentrados en elevar el nivel de la presa a 415 metros y en llenar de concreto las losas del vertedero.

Según explicó Jorge Londoño, gerente general del grupo Empresas Públicas de Medellín (EPM), encargada de la obra, en las últimas horas los radares detectaron un nuevo movimiento de tierra. "Se aumentó nuevamente la alerta a nivel rojo; no solo en Puerto Valdivia, sino también en los municipios de Tarazá y Cáceres como una medida preventiva y buscando la protección de las personas aguas debajo de la presa", informó el directivo en una rueda de prensa en Medellín.

Eso se suma a los deslizamientos que se han presentado desde el sábado, los cuales no han afectado directamente la infraestructura del proyecto ni a ninguno de los trabajadores. "Por protección se ordenó evacuar a todo el personal de la obra, esperando la evolución final de la situación", añadió.

Londoño precisó que solo cuando las condiciones geotécnicas vuelvan a niveles normales, estarían reestableciendo los trabajos, con la intención de llegar en la primera semana de junio al nivel 415 en la presa. Sobre la nueva emergencia, Londoño manifestó que actualmente no tienen la "capacidad de predecir" si el movimiento de tierras será "relativamente pequeño o puede llegar a afectar la infraestructura del proyecto", así que para preservar la vida de las personas determinaron decretar la alerta roja.

Las evaluaciones realizadas por topógrafos e ingenieros no registran desprendimientos "macro", pero sí detectaron algunas grietas en partes vegetales que podrían mostrar derrumbes en próximas horas o días.

La contingencia por la construcción del proyecto Hidroituango, según la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, ha generado una amenaza antrópica, hecha por la mano del hombre, en 15 municipios y en su momento más crítico obligó a la evacuación de más de 15.000 personas ante una amenaza de avalancha por la creciente del río Cauca. Esa situación fue superada con la elevación del muro de la presa a 410 metros de altura.

Fuente
LA FM