Imagen de referencia.
Archivo.
27 Jul 2020 03:24 PM

Colapsa cementerio del Copey, Cesar

Los fallecidos por coronavirus serán llevados a un lote baldío depuesto para ese fin.
Estefany María
Rodríguez Flórez
@rfperiodista

"En el cementerio del municipio del Copey no hay espacio para recibir más difuntos", dijo la Alcaldía del municipio.

El lugar tiene más de un siglo de uso, por eso en plena pandemia los fallecidos por COVID-19 deben ser sepultados en un terreno baldío dispuesto por la administración.

Aunque esta problemática es de conocimiento de los habitantes del pueblo, la reciente muerte de un hombre de 43 años, provocó un enfrentamiento que iniciaron los familiares del fallecido con los funcionarios de la Secretaria de Salud de Copey quienes les prohibieron realizar una ceremonia para sepultarlo.

Lea también: Alcalde de Cali respaldó a Daniel Quintero tras polémica por médicos cubanos

Reiteramos que no hay capacidad, no hay como sepultar a una persona más en el cementerio, el adulto que murió era un paciente positivo para la COVID-19, por eso la Secretaria de Salud municipal procedió a trasladarlo bajo todos los protocolos al terreno donde ahora serán sepultados los cuerpos de quienes fallezcan por esa enfermedad”, dijo el alcalde Luis Mesa.

 

Los familiares del hombre víctima del virus se rehusaron a darle el último adiós en el cementerio habilitado para las víctimas mortales del coronavirus, y finalmente lo despidieron en el cementerio municipal donde hay graves problemas de salubridad.

“Él no murió por coronavirus, a él le dio  tétano, ahora nadie se puede morir porque todo lo clasifican por Covid, nosotros no íbamos a enterar a nuestro ser querido en un terreno lleno de maleza como si fuera un animal, el merecía algo digno”, aseguró por su parte, Elvia Rosa García, familiar del fallecido.

Le puede interesar: Recuperan elementos robados de Barco Hospital en Buenaventura

Cabe destacar que el cementerio tiene más de 4 mil tumbas en uso, por lo que se gestionó la construcción de un nuevo campo santo a la población, por un costo de 2.300 millones de pesos que sería entregado antes del 30 de diciembre de este año.