Trochas de la zona de Frontera entre Colombia y Venezuela
Foto de Archivo
6 Oct 2020 12:52 PM

Cierre de fronteras desató nueva oleada de migrantes por trochas ilegales

Migración Colombia anunció que la frontera colombo-venezolana se mantendrá cerrada hasta el 1 de noviembre.
Elibardo
León Estévez
@patelele89

A pesar del anuncio de Migración Colombia de mantener el cierre de los Puentes Internacionales que unen a ambos países hasta el próximo 1 de noviembre, las trochas ilegales se convierten en la puerta de ingreso para decenas de migrantes que salen de su país. 

Muchos de ellos regresaron a Venezuela en medio de la pandemia del Covid-19, en búsqueda de una atención integral por parte del gobierno de Nicolás Maduro, la cual no se dio. 

Sin embargo, al cruzar por estos espacios, estas personas están expuestas a ser víctimas de los grupos armados ilegales que controlan el sector. 

Lea además: Rebrote de Covid-19 en Europa preocupa a Colombia: Duque pide reforzar bioseguridad

El cobro de extorsiones, homicidios, desaparición forzada, reclutamiento de menores, incluso violaciones, son hechos que se presentan en medio de estas trochas y que han sido denunciadas por los migrantes que buscan a como dé lugar salir de Venezuela. 

Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar, aseguró que la presencia de diversas organizaciones armadas, convierten las trochas ilegales en tierra de nadie y de todos al mismo tiempo, lo cual es un gran peligro para las personas que las atraviesan. 

"Hay organizaciones armadas ilegales que controlan estos espacios, sin que el estado haga algo por evitarlo, es algo que venimos denunciado desde hace varios meses y las violaciones a derechos humanos en estos lugares sigue aumentando notablemente", expresó Cañizares. 

Además agregó que la presencia de grupos paramilitares que fueron expulsados de Venezuela por parte de las autoridades, ha intensificado aún más la guerra de poder en estos espacios limítrofes. 

Lea también: Inversión en vivienda social alcanzó máximos históricos este año

"Hace meses cuando el Ejército venezolano expulsó a los Rastrojos de Orope y otros territorios fronterizos, este grupo paramilitar, se ubicó a lo largo y ancho de la frontera, disputándose con guerrillas y otros actores el control de rutas de narcotráfico".

Entre tanto concejales en la ciudad de Cúcuta y diputados en el departamento, han solicitado permanentemente abrir de forma ordenada y organizada los puentes internacionales, con el fin de mitigar los efectos negativos que se presentan en estos espacios ilegales, que fortalecen la delincuencia en la zona de frontera. 

Finalmente, en la vía Cúcuta-Pamplona ya se empieza a ver el paso de migrantes que a pie buscan regresar a ciudades como Bogotá, Cali, Medellín y Bucaramanga en busca de empleo y ofertas laborales, las cuales no hallaron en su país.