periodistasecuatorianossecuestrados.jpg
Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra / Foto de Noticias RCN
12 Abr 2018 07:43 AM

CIDH pide a Colombia y Ecuador "garantizar la vida" de periodistas secuestrados

El reportero Ortega, el fotógrafo Rivas y el conductor Segarra habrían sido secuestrados el 26 de marzo por disidentes de las Farc

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió el jueves a Colombia y Ecuador "garantizar la vida e integridad" de dos periodistas y un chófer del diario ecuatoriano El Comercio, secuestrados hace dos semanas en la frontera entre ambos países.

Lea también: Ecuador dice que hará lo imposible para liberar a periodistas ecuatorianos

"La Comisión solicita a los gobiernos de Ecuador y de Colombia que adopten las medidas necesarias para salvaguardar la vida e integridad personal de Javier Ortega Reyes, Paúl Rivas Bravo y Efraín Segarra Abril", señaló la resolución.

La decisión alcanza tanto a Quito como a Bogotá por desconocerse en qué territorio se encuentran los tres ecuatorianos.

La CIDH, ente autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), requirió además a ambos gobiernos ser informada en un plazo de siete días a partir de este jueves sobre la adopción de estas medidas cautelares.

También pidió a los dos países que garanticen el desarrollo de actividades periodísticas sin actos de intimidación, amenazas u otros hechos de violencia.

El reportero Ortega, el fotógrafo Rivas y el conductor Segarra habrían sido secuestrados el 26 de marzo por disidentes de la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), indicó la CIDH.

Los rebeldes, que se apartaron del proceso de paz que puso fin a cinco décadas de conflicto entre las FARC y el Estado colombiano, tomaron como rehenes a los tres ecuatorianos cuando realizaban un reportaje en la zona limítrofe, clave para el tráfico de drogas hacia Estados Unidos por el Pacífico.

El miércoles, un supuesto comunicado del Frente Oliver Sinisterra, disidente de la exguerrilla de las FARC, anunció la muerte de los tres secuestrados a consecuencia de acciones militares ordenadas por ambos gobiernos.

El gobierno colombiano dijo no tener elementos para afirmar que ese texto sea auténtico.

Ecuador y Colombia negaron operaciones ofensivas en la zona.

Con información de AFP