13 Abr 2016 07:10 AM

Cartagena: familiares de reclusos exigen garantías para atención en salud

Trabajadores del centro penitenciario aseguran que no hay insumos médicos para atender a internos.
La muerte de Jaime Dimas Guerrero, interno de la cárcel de San Sebastián de Ternera en la ciudad de Cartagena, provocó que varios familiares de reclusos protestarán ante la grave situación de atención en salud en la que se encuentran los internos, las familias exigen que se les garantice el acceso al derecho de la salud y evitar la agonía que algunos tienen que padecer por lo delicado de sus enfermedades.
 
El dragoneante César Fuentes, presidente de la seccional de Cartagena de Unión de Trabajadores Penitenciarios, reiteró que no se cuentan con los insumos, ni medicamentos para atender a los internos. Una situación que asegura no solo afecta a los reclusos, sino a los funcionarios del penal.
 
Fuentes precisó que en la actualidad se encuentran cerca de 12 reclusos con varicela, seis con tuberculosis, 16 con VIH Sida, 40 con patologías siquiátricas, además de hipertensos y diabéticos, y puntualizó que hay una población de 2.380 internos, cuando su capacidad es para 1.100.
 
La Defensoría del Pueblo en Bolívar, en cabeza de Irina Junieles, ha expresado su preocupación por la situación en la que se encuentran los internos; se está a la espera de los resultados de Medicina Legal para conocer las causas de la muerte del recluso, al parecer por causas violentas. Se requieren soluciones coyunturales, pues aseguran que no se trata de atender caso por caso.
 
Por su parte, el Departamento Administrativo de Salud Distrital –DADIS– elevó una queja ante la Superintendencia Nacional de Salud para que intervenga el centro penitenciario. En el oficio se le solicita al organismo de control que “haga seguimiento a los recursos y ponga en cintura a la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios - USPEC”, ente con responsabilidad de la atención a reclusos.