En el tarro blanco está la hoja de coca y al lado derecho ambil.
En el tarro blanco está la hoja de coca y al lado derecho ambil.
RCN Radio.
19 Nov 2020 02:42 PM

Cárcel en Valledupar deberá permitir ingreso de hoja de coca para un interno

La Corte Constitucional protegió el derecho a la identidad étnica de un indígena recluido en ese penal.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

La cárcel Tramacúa, ubicada en Valledupar  y donde permanecen condenados personajes como Luis Alfredo Garavito y Rafael Uribe Noguera, recibió una orden de la Corte Constitucional para permitir el ingreso de hoja de coca para uno de sus internos.

Se trata de Alejandro Copete Robles, miembro del pueblo arhuaco, quien ganó una tutela para que le permitan el ingreso del ayú y del poporo (hoja de coca) y el uso de materiales artesanales por sus derechos a la diversidad étnica, la igualdad y la identidad cultural.

Lea aquí: Su amigo le ayudó a golpearme y secuestrarme: desgarrador relato de mujer arrojada desde un cuarto piso

El indígena acudió a la tutela contra el director de la cárcel que se había negado a permitir el ingreso de la hoja de coca, con el argumento de que no hay espacio suficiente en la cárcel para “esta actividad de la cultura arhuaca” y porque esos elementos “se pueden utilizar como narcóticos”.

La Corte dijo que se deben respetar y proteger las tradiciones y los principios de las comunidades indígenas, sobre todo porque está en la Constitución.

“En consecuencia, es deber del Estado reconocer con igualdad y dignidad a todas las culturas que conviven en el país”, se señala.

Lea además: Antecedentes de quienes se sometan a la JEP no desaparecen: Corte Constitucional

También advirtió que el uso de la hoja de coca es ancestral y está protegido por la Constitución, por lo cual no se puede comparar su uso con actividades ilegales.

No se puede colocar en el mismo plano la planta coca y los usos lícitos y legítimos que de ella se han hecho y se pueden hacer, y la utilización de la misma, como materia prima para la producción de cocaína”, indicó la Corte.

Así mismo, la Corte aclaró que, “como ha sido señalado por varios expertos, “el ancestral consumo de coca en nuestras comunidades indígenas no tiene efectos negativos”.