Daños y afectaciones tras fuerte vendaval
RCN Radio
11 Oct 2020 07:20 PM

Calamidad pública en Santo Tomás (Atlántico), por vendaval

Buscan recursos y ayudas humanitarias para los damnificados del reciente vendaval en la localidad.
Nixon
Carvajal Rincón
@nixonucarvajalr

Las autoridades municipales de Santo Tomás, decretaron la figura de calamidad pública para afrontar con recursos y ayudas las afectaciones causadas por el más reciente vendaval que afectó a la población y dejó daños y pérdidas materiales.

Tomás José Guardiola, alcalde de la población, entregó detalles de la medida, que busca generar ayudas y apoyo en recursos para la población damnificada, que nuevamente se ve perjudicada por el impacto del fenómeno natural, ocurrido el 7 de octubre.

Lea además: Conductor que atropelló a ciclista en Chía quedó en libertad por no ser capturado en flagrancia

“Ya este es el tercer vendaval en nuestro municipio, de hecho, el más fuerte fue este último que ocurrió el miércoles. El primero se atendió cuando se declaró la calamidad pública y en ese momento se dieron todos los materiales, producto de la pérdida de cada una de estas casas. El miércoles precisamente yo estaba en la Unidad de Riesgo gestionando todos los materiales por el vendaval del 22 de agosto y desafortunadamente en la tarde, ocurre esto”, indicó el mandatario municipal.

El poder incontenible de la lluvia y las fuertes brisas, dejó un saldo de casi 300 viviendas afectadas, con familias, en una cifra aproximada de 1.500 personas, que esperan las ayudas de las autoridades.

“Hoy estamos trabajando, precisamente para apoyar a cada uno de esos damnificados en la plataforma para que se pueda tramitar las ayudas; mientras tanto, con la Gobernación hemos trabajado en las ayudas humanitarias a estas 295 casas damnificadas, para que a esas personas que hoy están en la situación más crítica, nosotros podamos resolverles, este fin de semana”, agregó el jefe de la administración municipal.

Lea además: Colombia suma 8.569 nuevos contagiados con coronavirus

Lo barrios más afectados por el percance fueron La Arenosa y Roble Amarillo.

Algunas casas resultaron con destrucción total de su estructura, por lo cual se procederá a brindarles a las familias alojamiento temporal, dispuesto por la autoridad local.

“Hubo casas con pérdida total y con la gobernación gestionamos que estas personas puedan tener unos arriendos por tres meses, prorrogables a tres meses más, para que mientras la Unidad de Gestión del Riesgo a nivel nacional, nos envía las ayudas, ellos puedan quedarse acá”, añadió.