6 Mayo 2016 08:02 AM

Armas no letales, a la vuelta de la esquina

Comprar armas deportivas, de fogueo o de balines en Colombia no exige ningún tipo de permiso especial. Cualquier persona puede ir a un almacén, comprarlas por internet o, incluso, alquilarlas.
LA F.m. estuvo en el centro histórico de Bogotá, a dos cuadras de la Casa de Nariño, y en una sola calle encontramos tres locales donde se pueden comprar estas armas. El precio oscila entre los 200 y los 500 mil pesos, dependiendo del modelo. Todas son replicas muy similares a las reales.
 
En este video, la vendedora ofrece un revolver que incluye dos unidades de gas, 100 balines y el carné para el comprador.
 
 
En otra tienda, encontramos más variedad; armas de balines, de fogueo, y un revolver dorado que llama mucho la atención, todas las venden con carné de portabilidad y salvoconducto.
 
 
Las armas de fogueo, no tienen el proyectil que posee un arma de fuego, pero si produce el llamado 'fogonazo' y la detonación. Las armas de balines funcionan con aire comprimido o gas y con el impulso que este le da, los balines o perdigones salen con fuerza y capacidad de penetración. Es con este tipo de armas de balines vándalos han destruido puertas de las estaciones de Transmilenio.
 
Compras por internet
 
En las plataformas de comercio virtual es fácil encontrar este tipo de armas. Con solo digitar 'armas de fogueo' aparecen cientos de opciones. Todas se ven casi reales y se pueden adquirir desde 300.000 pesos en adelante, dependiendo el modelo a comprar.
 
Por su parte, los almacenes deportivos legalmente constituidos dan facilidad para entregar la mercancía mediante domicilios, incluso llevarlas a otras ciudades; el único requisito es enviar fotocopia de la cédula, con la cual se lleva registro de quién realizó la transacción para entregar el producto con manifiesto de importación, carné de tenencia y la factura. Habla uno de los vendedores:
 
 
 
En Colombia también hay replicas exactas de rifles de asalto como los AK 47, M16, M4, fusiles rusos Sniper, entre otros modelos. La exactitud en el diseño ha generado que, por reglamentación, el cañón de estas lleve un color diferente (naranja). Sin embargo, hay quienes lo pintan del color original para dar un aspecto real al artefacto y lograr intimidar a su contendor, cuando de juego se trata. Son utilizadas comúnmente para un deporte que cada vez toma más fuerza, llamado airsoft. No llevan tanque de aire sino baterías que cargan directamente el proveedor. La munición es de pasta, calibre 6 milímetros. Así lo deja claro uno de los comerciantes, en el norte de Bogotá
 
 
Quién las fabrica
 
John Zuluaga es el gerente de InfoArmas, empresa que se dedica a la asesoría para la compra de armas de fuego y desde hace cuatro años, tras recibir centenares de correos preguntado por las réplicas de fogueo, incursionó en el comercio de este tipo de armas, vendiendo únicamente réplicas italianas.
 
Escuche a Jhon Zuluaga, gerente de InfoArmas
 
 
El proceso para la importación de este tipo de réplicas se debe realizar ante Indumil, ente encargado de entregar las licencias. InfoArmas no las importa directamente ya que, hasta el momento, su fuerte como compañía es la asesoría para la compra de armas de fuego ante el Estado. A la hora de la venta se carnetiza al comprador y la única opción para adquirirlas, según ellos, es la compra, ya que el alquiler no es posible por el requisito del carné del portador.
 
 
Aun así, LA F.m. pudo confirmar que sí es posible rentar estas armas. Karina Forero, estudiante de cine, las ha conseguido bajo esta modalidad para trabajos audiovisuales. La estudiante aseguró que le pidieron dejar un depósito y que se debe pagar un precio por cada día de alquiler.
 
 
El negocio y su regulación
 
La Dijín señaló que sobre temas de atracos o hurtos en los que han utilizado este tipo de armas no letales, solo los han podido identificar cuando las capturas ocurrieron en flagrancia. En 2014 se presentaron 28 casos de delitos cometidos con armas bélicas no letales; en 2015, los casos registrados fueron 11.
 

En lo que va del año, sólo en Pereira la policía ha decomisado y destruido 71 armas neumáticas y de fogueo que fueron utilizadas con fines delictivos.
 
Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá, rechazó que muchos de los compradores de estos elementos no sean deportistas, ni los obtengan con fines recreativos; por el contrario, ha sido motivo para aumentar la intimidación en términos delincuenciales.  
 
Orrego señaló que es difícil llevar registro del comportamiento en ventas de las armas no letales debido a que están en tiendas de juguetes, deportivas o de defensa personal. “La manera en la que se podría saber cuántas de estas armas ingresan al país es a través de los registros de importación, indicó el funcionario.
 

 

Escuche aquí el informe:

 

 

 

Fuente
Sistema Integrado Digital