Buses del SITP
Buses del Sitp. Imagen de referencia.
Transmilenio
28 Sep 2018 06:25 AM

SITP aún no logra superar su crisis financiera

Desde el cabildo se pide al Distrito que se le encuentre una solución lo más pronto posible al estado financiero de los consorcios del SITP

El estado financiero del SITP es precario, a pesar de que la gerente de Transmilenio, María Consuelo Araujo, afirmó a su llegada a este cargo que trabajaría con los consorcios para salvar el sistema de buses zonales en la capital. Pese a las palabras de la gerencia de Transmilenio, sigue la situación de embargo de los buses de la empresa Transit.  

Además, el sector de las aseguradoras no se atreve a expedir las pólizas para que los consorcios puedan operar en Bogotá, por el estado financiero tan precario de estas empresas que conforman el SITP.  El déficit del sistema es de 600.000 millones de pesos al año y se acumula una deuda de $3 billones con el sector financiero.   

Si esta situación continua así, se estima que más de 5.700 buses no podrán salir a prestar el servicio a 1.5 millones de ciudadanos bogotanos. Situación parecida, pero a mayor escala del episodio que sufrió los vecinos de Ciudad Bolívar, al quedarse sin servicio de buses zonales el 11 de septiembre de 2017, por decisión de Transmilenio.  

Las 11 zonas en las que se divide el servicio del SITP en la ciudad, tan solo tienen siete empresas operadoras. Estos consorcios tienen 5.600 vehículos de transporte público colectivo que están funcionando con una demanda que bajó a tan solo 1’500.000 pasajeros.  

Otro problema que aqueja a este sistema son los buses del antiguo sistema de transporte de la capital. La Secretaria de Movilidad anunció la semana pasado, que extendería por un año más los buses provisionales, que actualmente son más de 4.600 vehículos y mueven más de un millón de pasajeros, recursos que no están entrando al Distrito- 

El concejal Diego Molano aseguró que “se requiere sentar en la misma mesa: operadores, propietarios de buses, empresas del SITP provisional, aseguradoras, bancos y ciudadanos. Aquí el Distrito debe liderar este gran acuerdo”.   

Además, el cabildante distrital propone que “a todos estos buses provisionales se les colocarían torniquete y se comenzarían a incorporar recursos de lo que hoy pagan más de un millón de pasajeros”.