Carmen Teresa Castañeda y Enrique Peñalosa
Carmen Teresa Castañeda y Enrique Peñalosa
Sistema Integrado Digital
10 Sep 2018 02:30 PM

Rifirrafe de personera y Enrique Peñalosa por tala de árboles de Bogotá

La polémica surgió porque el alcalde dijo que "si a alguien se le cae encima un árbol es culpa" de ese órgano de control.
Julián Mauricio Sabogal
Julián Mauricio
Sabogal
@01PeriodistaMas

La Personería de Bogotá se refirió a las declaraciones del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien dijo en las últimas horas que "si a alguien se le caía encima un árbol era culpa" de ese ente de control.  

La Personera de Bogotá, Carmen Teresa Castañeda, explicó que con esas afirmaciones el alcalde Enrique Peñalosa "se va por las ramas", frente al tema de la tala de árboles en la ciudad, ya que de manera ninguna esa entidad le ha dado la a orden a la administración de que suspenda la tala de árboles.  

(Lea Si se cae un árbol y mata a alguien es responsabilidad de la Personería: Peñalosa)

“Esta Personería en una mesa de trabajo con la compañía de las comunidades le solicitó a la directora del Jardín Botánico de Bogotá que evaluara las situaciones que dieron origen a la tala indiscriminada. En ese orden de ideas, se le pidió si consideraba conveniente se suspendiera este operativo en toda la ciudad”, explicó.   

Esa solicitud, según se conoció, fue aceptada por la directora del Jardín Botánico, Laura Mantilla Villa. “Esta decisión fue únicamente de la administración distrital”, dijo la personera de Bogotá.  

(Lea: ¿Arboricidio? Crece controversia por tala en Bogotá)

La Personería de Bogotá también enfatizó que en ejercicio de un control preventivo jamás ordena, solo sugiere, recomienda o solicita en los diferentes temas a la Administración Distrital.   

Según el Distrito, Bogotá cuenta con 1.272.510 árboles en espacio público. En la actual administración se han talado 10.000, mientras que otros 86.000 han sido sembrados.  

A pesar de esto, los ciudadanos se quejan constantemente de la tala de árboles que se encuentran en perfecto estado y no demuestran ser un peligro para las comunidades circunvecinas.