Pico y placa en Bogotá
Pico y placa en Bogotá
Foto: Colprensa
27 Ene 2020 09:30 AM

Pago semestral para evitar pico y placa aún no puede entrar en vigencia

En los próximos días se anunciarán la nuevas condiciones.
José David Rodríguez
José David
Rodríguez Gómez
@jocrogo

Aunque la administración del exalcalde Enrique Peñalosa había dejado todo listo para que a finales de enero se implementara la medida que exime del pago del pico y placa a quienes paguen una suma de dos millones de pesos semestrales o cuatro millones anuales, esta quedaría aplazada hasta el mes de abril. 

El decreto aún no tiene los mecanismos para el registro del pago y que se verifique a las personas que desean consignar para evitar el pico y placa en la ciudad. 

Sin embargo, las condiciones para el pago de esta medida también tendrían modificaciones para los conductores que se deseen beneficiar de la misma. Uno de los requisitos sería completar horas de trabajo social. 

Le puede interesar: Las cifras con las que la Secretaría de Movilidad responde a polémica por comparendos

Con esta medida se busca mitigar, aseguró en su momento el exalcalde Peñalosa, el crecimiento del parque automotor de la ciudad, desestimulando la compra de un segundo vehículo, al tiempo que los recursos económicos obtenidos por este permiso tienen por destinación la sostenibilidad financiera del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

Entre tanto, para el concejal Rolando Gonzalez, de Cambio Radical, el cobro por libre circulación es un retroceso en la movilidad, ya que son más de 30 mil vehículos más que saldrían a las calles. 

De acuerdo a los estudios iniciales aumentaría la congestión en un 6 % y afectaría los tiempos de viaje hasta un 10 %.  Fomenta la utilización del carro particular para las plataformas (Uber, Beat o DiDi), dado que quienes trabajan para las aplicaciones aprovecharán las ventajas de la medida, en detrimento de los taxis de la ciudad”.

Para el Concejal, esta es una medida regresiva, inequitativa y promueve la emisión de gases, porque sacrifica aquellos conductores que no pueden pagar y que deberán seguir guardando su carro.

Lea también: Árbol cae sobre un carro durante lluvias torrenciales en el norte de Bogotá

Pero, en las horas en que pueden usarlo, lo harán en desventaja, ya que no se beneficiaran del aumento de velocidad de rodamiento por el menor número de vehículos circulando.

“La medida no incentiva el uso del transporte público porque, al ser un pago anticipado y anual, estimula a los dueños de los carros particulares a pagar y adaptarse al valor que se cobra. No fomenta la cooperación ciudadana, la ciudad volverá a una alta ocupación vehicular, el 60 % de los carros actualmente llevan un pasajero”, apuntó.