Muñecas-sexuales.jpg
Muñecas sexuales / AFP
14 Abr 2018 08:23 AM

Innovador negocio de muñecas sexuales llegó a Bogotá

El negocio llegó a Bogotá para refrescar el mercado de productos sexuales.
La
Fm

Un hombre pidió a domicilio un servicio de estas particulares acompañantes, que llegaron recientemente al país, para brindar nuevas experiencias sexuales.

Según el programa Testigo Directo, luego de un seguimiento detallado al alquiler y entrega de estas muñecas a los diferentes clientes en la ciudad, el resultado arrojó que los hombres maduros son los que más toman este servicio para saciar su deseo sexual.

La mayoría de sujetos que acceden a tomar estos productos dice recurrir porque no les importa la satisfacción de la mujer, sino buscan placer personal.

Puede interesarle: Muñecas sexuales que hablan, ¿un remedio a la soledad en China?

El programa citado anteriormente fue testigo directo de la entrega de una de estas muñecas a un hombre que alquilo una de estas chicas buscando probar cosas nuevas, ya que puede hacer lo que quiera con ella.

“A mí lo que me gusta de estas muñecas es que están disponibles 100 %. Cuando uno ya tiene encendido el chip del sexo, uno quiere tener sexo a cada momento”, explicó el hombre que justificó el por qué accedía a realizar esto.

Sin embargo, la empresa encargada de estas acompañantes tiene reglas claras para el uso y cuidado que le deben dar los clientes, pues aproximadamente el valor de cada una es de diez millones.

Entre las recomendaciones que entregó la empresa se encuentran las siguientes: utilizar obligatoriamente preservativo, leer el manual con las poses que puede hacer para no dañar la muñeca y la respectiva limpieza que se debe hacer antes de entregarla.

Aunque la muñeca es entregada a los clientes con temperatura fría, las recomendaciones también se enfocan en que el hombre vea videos o contenido sexual para que la pueda adaptar al clima que quiere con su calor corporal.

El alquiler de estas muñecas varia, pues puede costar aproximadamente entre 130 mil y 160 mil pesos dependiendo la referencia que elijan. Cada cliente tiene un tiempo de 45 minutos para cumplir sus fantasías y darle rienda suelta a su placer.