Vacunación en Bogotá
Cortesía Alcaldía de Bogotá
25 Feb 2021 04:26 PM

Inició la vacunación a adultos mayores de 80 años en hospitales de Bogotá

Los adultos mayores asisten a las IPS para la aplicación de la primera dosis de la vacuna contra la covid-19.
Diana Cabrera
Diana
Cabrera
@dianamileca

Con la esperanza de ser vacunados contra la covid-19, acudieron a las diferentes IPS de Bogotá, los adultos mayores de 80 años de edad, quienes fueron citados para recibir la primera dosis contra esta enfermedad.

En los diferentes hospitales como San Ignacio, Marly, Medery, Universitario Nacional y Engativá, entre otros, iniciaron esta jornada de vacunación para la población considerada de mayor riesgo de mortalidad en el país por la pandemia.

El hospital San Ignacio recibió 2.197 dosis de la vacuna de Pfizer, con la que 1.400 dosis serán aplicadas en el primer día.

Esta entidad hospitalaria recibió, por parte de la Secretaría de Salud, 2.197 dosis de la vacuna Pfizer para ser aplicadas, inicialmente al personal del Hospital. 

Lea además: Claudia López deberá rectractarse de señalamientos contra Enrique Peñalosa

La jornada, en el primer día, resultó muy activa tras la aplicación de 272 dosis de la vacuna, en un proceso que tuvo además 13 casos de observación por reacciones leves y cero dosis perdidas.

Según los directivos del hospital, para aplicar la vacuna contra la covid-19 se cumplieron con todos los protocolos de bioseguridad en el Centro de Formación Deportiva de la Universidad Javeriana, donde instalaron 12 módulos de aplicación de la vacuna.

“Cada módulo cuenta con un auxiliar de enfermería que aplica la vacuna, y una persona administrativa que toma los datos y los registra en el sistema de manera instantánea”, señaló la entidad.

Le puede interesar: Con delicada cirugía, intentan salvar el ojo de Joven herido en protestas en Bogotá

Dijo además que se cuenta con auxiliares de enfermería adicionales que se encargan de transportar y surtir las vacunas, desde el centro de alistamiento hasta los módulos, así como observadores del Hospital para garantizar el cuidado posterior. 

“Si después de aplicada la vacuna tiene síntomas muy leves, como dolor en el brazo, en el sitio de la aplicación y que no impide hacer las funciones normales o que no está presentando fiebre, sino que es como un escalofrío, puede llamar a la EPS y ellos le orientarán. Si presenta dificultad respiratoria, desorientación o le aparecen ronchas en todo el cuerpo, es cuando debe acudir al servicio de urgencias”, afirmó Carlos Arango, director de Servicios Ambulatorios del HUSI.