escoltalafm.jpg
El vehículo donde se movilizaba la mujer que fue asaltada por el delincuente que fue abatido por el escolta / Foto de LA FM
1 Feb 2018 01:00 PM

Escolta que dio de baja a un delincuente y fue procesado: me duele porque la gente es muy indolente

El integrante de la Unidad Nacional de Protección contó en LA FM cómo ocurrieron los hechos y decidió colaborar con la mujer que estaba siendo asaltada. Ahora es procesado por la muerte del delincuente.

Alberto*, el escolta que en Bogotá decidió ayudar a una mujer que estaban robando en plena vía, dando de baja a uno de los delincuentes, y que terminó procesado por hacerlo, habló con LA FM.

Según dijo, él es escolta desde hace siete años en la Unidad Nacional de Protección, cuenta con todos los permisos para portar un arma y decidió ayudar a la mujer como "buen samaritano". Ahora que anunciaron que le imputarán cargos por dar de baja a uno de los delincuentes aseguró que la Unidad para la que trabaja está analizando cómo defenderlo. Él, mientras tanto, tendrá que presentarse a la Fiscalía General de la Nación la semana entrante.

"Nos desplazábamos por la Autopista Norte, estaba congestionaba la vía y mi compañero se percató de lo que estaba sucediendo un carro adelante. Me bajé del carro con el fin de colaborar y vi a la ciudadana afectada. La persona que me vio acercar con el arma se vino contra mi y fue cuando terminé accionando el arma, muy cerca, a quemarropa. Otros sujetos que estaban con la mujer sacaron un arma y no alcanzaron a dispararme. Se mandaron a cruzar la paralela y creo que lo impacté también", aseguró.

"La reacción más rápida es el CAI, que está a cuadra y media. Voy a contar los hechos y a pedir apoyo. Hay una patrullera que acciona la alarma y la reacción de la Policía fue efectiva, pidiendo características del otro delincuente", agregó, al explicar que no pudo auxiliar al delincuente al que él le disparó porque la agresión por parte de sus cómplices continuó.

Tras los hechos, explicó, el delincuente murió. "Las ganas de colaborar sobran, el problema es que uno está solo", aseveró, al indicar que el ente acusador lo citó para la próxima semana mientras la Unidad Nacional de Protección analizará su caso.

"Me duele porque Bogotá es una ciudad muy indolente, nadie ni siquiera grita. La gente no se atreve ni siquiera llamar", aseguró, al explicar que dio de baja al delincuente en defensa propia y de la mujer que estaba siendo asaltada.
"El sentido del buen samaritano me hizo reaccionar", agregó. Escuche aquí el relato completo de Alberto*, escolta que dio de baja a un delincuente en Bogotá y que ahora tendrá que responder ante la justicia por ello