Imagen del Regiotram de Occidente
Imagen del Regiotram de Occidente
Foto de Regiotram de Occidente publicada en Facebook
18 Sep 2019 09:21 AM

Concesión de Regiotram tiene detrás a cuestionadas firmas internacionales

Camargo Correa, quien se ha comprometido a pagar millones de dólares por corrupción en Brasil, apareció en el proceso. Al igual que Sacyr.
Ana María Cuesta
Ana María
Cuesta
@ana_cuesta

La multimillonaria licitación por 3.5 billones de pesos para concesionar durante 26 años el llamado Tren de Cercanías de la Sabana de Bogotá, o Regiotram, será adjudicada en diciembre si no hay contratiempos en el proceso que abrió en plena temporada electoral la Empresa Férrea Regional de Cundinamarca.

Las empresas interesadas han comenzado a solicitar modificaciones de los pliegos para este sistema de transporte masivo que conectaría Bogotá con municipios aledaños. Una de ellas es la brasilera Camargo Correa, considerada de las 23 empresas con las que operaba Odebrecht para quedarse con millonarios contratos a punta de sobornos, en el marco de la operación 'Lava Jato'.

Esta empresa que se comprometió con la justicia del Brasil a pagar 370 millones de dólares por sus actos corruptos, está pidiendo que se modifique el requisito de experiencia y que lo amplíen a contratos suscritos desde 1994, no desde 2004 cómo está estipulado.

Lea también: Adjudicación de licitación de Regiotram de Occidente será en diciembre

"Esta solicitud estaría en consonancia con las exigencias en proyectos similares celebrados con objetos similares, como por ejemplo, Metro Bogotá", dice Camargo Correa, empresa que participó en un consorcio de las obras civiles en Hudroituango.

Otra de las polémicas firmas que ha manifestado interés por el Regiotram es la española Sacyr, constructora del criticado puente Hisgaura en Colombia y que también está reclamando, en un lío diplomático, 5.200 millones de dólares en sobrecostos por las obras de ampliación del Canal de Panamá, cuando firmaron por 3.200 millones.

La también española Acciona participa activamente de la licitación. Han tenido algunos cuestionamientos por corrupción como el 'Caso Plaza', ocurrido en Aragón, España. En la primera línea del Metro de Quito también tuvo cuestionamientos en un consorcio con Odebrecht. Estas tres empresas participan formalmente de los consorcios que quieren hacerse con el Metro de Bogotá.

Lea también: Comenzó la licitación de Regiotram de Occidente

Otras empresas interesadas no escapan a cuestionamientos. Es el caso de la alemana Siemens, que se vio involucrada en un caso de cartelización en 2013 en el Brasil, en el que también tenía protagonismo la francesa Alstom, otra de las interesadas en la licitación del Regiotram. Alstom fue multada y vetada por el término de cinco años en el Brasil, el pasado mes de julio, por cartelización ferroviaria.

Por este cartel ferroviario en el Brasil también fue multada la canadiense Bombardier Transportation, otra de las interesadas en el Regiotram. Otras de las empresas que han solicitado modificar los pliegos del Regiotram por su interés son China Civil Engineering Construction Corporation, China Harbour Engineering Company; las españolas Rover Alcisa, FCC y Globalvía, entre otras.