Discoteca
Pixibay
4 Sep 2019 12:00 PM

Al menos 560 bares han sido sancionados en el último año en Bogotá

Además, se han realizado más de 1.200 operativos en la ciudad.
José David Rodríguez
José David
Rodríguez Gómez
@jocrogo

La Alcaldía de Bogotá viene adelantando visitas de inspección, vigilancia y control a establecimientos nocturnos, como bares, discotecas y los llamados 'amanecederos', para verificar las condiciones físicas del lugar, así como el cumplimiento de otros requisitos asociados al horario permitido de cierre, el control de ingreso a menores de edad y el expendio de licor.  

La Secretaría de Gobierno reveló que entre 2018 y lo corrido de 2019 se han visitado un total de 1.263 establecimientos en las 19 localidades de Bogotá. Durante este periodo, las intervenciones se han concentrado en Ciudad Bolívar (178), Kennedy (172) y Barrios Unidos (133).

En total 565 establecimientos comerciales han recibido las medidas correctivas de multa general tipo 4 (883.296 pesos) y suspensión temporal de actividad por incumplir alguno o varios de los requisitos exigidos en la Ley 1801 de 2016 o Código de Policía y Convivencia.

Lea másAbren licitación en Bogotá para parqueo en vía

Algunos de estos sitios no cumplían con la documentación exigida, los niveles de ruido permitidos y las condiciones sanitarias básicas, entre otras. Las localidades donde se ha hecho mayor imposición de comparendos son Kennedy (120), Ciudad Bolívar (95), Bosa (80), Suba (41) y Engativá (38). 

Sanción a discoteca donde resultaron seis personas heridas

Según el Secretario de Gobierno, Iván Casas,  la discoteca Costa Brava, ubicada en la calle 6 Sur con 71D (Kennedy) y cuya placa del segundo piso colapsó en un área 30 metros cuadrados, dejando a seis personas lesionadas, fue sancionada por las autoridades distritales. 

Tras detectarse que realizaban eventos sin el trámite respectivo, "poniendo en riesgo la integridad y vida de sus visitantes, se les impuso medida correctiva de suspensión de actividad por diez días, en los que no podrá abrir sus puertas. Pasado este tiempo, en caso de continuar incumpliendo con los requisitos exigidos, el establecimiento deberá seguir cerrado".

Por otra parte, el organizador del evento también podrá ser responsable civilmente por los perjuicios causados a las víctimas, en virtud de que estaba prestando un servicio y les causó perjuicios a los asistentes.