Instagram Repost
Venta de productos por Instagram
AFP
21 Abr 2021 06:09 AM

Instagram permite ocultar insultos para luchar contra el acoso

La red social ha tomado varias medidas para luchar contra el acoso.
Agencia
AFP

La red social Instagram ahora le permite a los usuarios de siete países, entre ellos Francia y Reino Unido, filtrar los mensajes que reciben con el fin de ocultar los que contienen insultos, una nueva medida para luchar contra el acoso en línea.

En estos dos países, además de Irlanda, Alemania, Australia, Nueva Zelanda y Canadá, los internautas pueden activar una opción que permite ocultar automáticamente las "solicitudes de mensajes directos" -invitaciones para conversar-, que contienen palabras, expresiones o emojis ofensivos.

Lea además: ¿Qué ofrece y cuánto costará el nuevo iPad Pro de Apple?

"En estos países hubo personalidades públicas, sobre todo futbolistas, que fueron víctimas de abusos y de términos ofensivos en mensajes directos", explicó a la AFP Clotilde Briend, responsable de las políticas públicas de Instagram, que pertenece al gigante Facebook.

"La mayoría de los discursos de odio proceden de estas demandas de mensajes directos. Daremos a cada uno la posibilidad de denunciar estos mensajes", que seguirán estando disponibles en una bandeja de entrada aparte, añadió.

Vea también: ¿Cómo usar los nuevos stickers que llegaron a los chats de WhatsApp?

Según Briend, este mecanismo podría extenderse a otros servicios de mensajería instantánea del grupo Facebook, como Messenger y Whatsapp.

Instagram, que cuenta con más de mil millones de usuarios, ha tomado varias medidas para luchar contra el acoso, el discurso de odio y la desinformación.

De interés: Suscripción Netflix subirá de precio para algunos usuarios en Colombia

En 2019, la empresa lanzó un sistema de inteligencia artificial para advertir a quienes se aprestan a publicar mensajes ofensivos y, recientemente, anunció que utilizaría el aprendizaje automático para estimar la edad real de los usuarios.

En marzo, la red social confirmó que pretende crear una nueva versión reservada a los adolescentes más jóvenes, levantando una fuerte controversia entre los defensores de los derechos de la infancia.