Foto del logo de Facebook
Foto del logo de Facebook
Ingimage
12 Mar 2019 06:20 AM

Facebook anuncia medidas contra grupos que difunden información falsa de vacunas

La red social, además, anuncia que difundirá información educativa sobre las vacunas.
Gustavo Gómez Martínez
Gustavo
Gómez Martínez

Facebook anunció que está tomando medidas contra los grupos y las páginas que difunden información engañosa sobre las vacunas

Primero, las páginas y grupos de este tipo no aparecerán “en las recomendaciones o en las predicciones cuando el usuario escriba en el cuadro de búsqueda”. 

Además, Facebook no aceptará anuncios con “información errónea acerca de las vacunas”, y eliminará “las opciones de orientación específica como ‘controversias sobre vacunas’”, dice un comunicado de la compañía. 

En contexto: Los peligros de los movimientos antivacunas 

Si una página sigue publicando datos falsos, que violen las políticas de la red social, se deshabilitará “su cuenta de anuncios”. 

En el caso de Instagram (propiedad de Facebook), la información engañosa sobre las vacunas no aparecerá como recomendada en la barra de búsqueda ni en los hashtags. 

No es la primera red social que toma medidas contra los grupos antivacunas. YouTube, a finales de febrero, decidió prohibirles monetizar sus contenidos al considerar que ese tipo de información es peligrosa y dañina. Además, dejó de poner videos de ese tipo en los recomendados. 

El asunto de los grupos antivacunas ya ha escalado a nivel global, al punto de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la renuencia a vacunarse es uno de los diez riesgos de 2019 para la salud del mundo

Para la OMS, el peligro al respecto radica en el hecho de que algunas enfermedades que se consideraban erradicadas en algunos países, como el sarampión, han tenido nuevos brotes, que si bien pueden no estar relacionados con la resistencia a vacunarse, sí evidencian la importancia de prevenirlas. 

Uno de los engaños sobre las vacunas es la supuesta relación que tienen con el autismo, que se originó a partir de un estudio (ya rectificado) publicado en 1999. La investigación, según se demostró después, fue financiada por unos abogados con intereses y resultó tener inconsistencias, así como fallas éticas. 

Fuente
Sistema Integrado Digital