Los pacientes con diabetes deben monitorear sus niveles de glucosa
Los pacientes con diabetes deben monitorear sus niveles de glucosa.
Foto referencia de Ingimage
14 Nov 2018 05:42 AM

Diabetes, enfermedad silenciosa que lleva al deterioro paulatino de órganos

Según la Organización Mundial de la Salud la inactividad física y la obesidad son factores de riesgo de la diabetes en Colombia.
Cristian
Cristian
Serrano

La diabetes es una enfermedad silenciosa, que a menudo no produce síntomas, y debido a eso en la mayoría de los casos se diagnostican cuando ya ha provocado daños en los vasos sanguíneos y algunos órganos de los pacientes, coincidieron especialistas.

Lea también: Diabetes, la enfermedad que asusta a Colombia

En el marco Día Mundial de la Diabetes, la doctora Angélica Veloza, Máster en Ciencias Biológicas con énfasis en bioquímica, aseguró la diabetes es una enfermedad que paulatinamente afecta órganos como el corazón, el riñón y los ojos". Según la especialista, los pacientes llegan a sentir visión borrosa o fatiga.

Por su parte, el doctor Francisco Martínez Castro, médico de la Agencia Internacional de Prevención de Ceguera para América Latina, señaló que este padecimiento se caracteriza por la falta de secreción parcial o total de insulina, una hormona que regula el azúcar en la sangre, pero el real peligro es la afectación vascular que ocasiona cuando no se controla de manera eficiente.

Martínez explicó que realizar con un control adecuado de los niveles de glucosa en la sangre, mantener buenos hábitos y tener tratamiento farmacológico adecuado reduce en 54 % la progresión de la diabetes y, por ende, se reduce el riesgo de daño prematuro al organismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que es muy importante que los pacientes con diabetes no rebasen niveles de glucosa de 130 miligramos sobre decilitro de sangre.

Según el experto, cuando estos niveles están altos durante mucho hay una intoxicación de los órganos blanco que se manifiestan como neuropatía diabética, problemas renales, insuficiencia cardiaca o a nivel circulatorio.

Una de las principales afectaciones que ocasiona la inflamación de los vasos sanguíneos se da en los ojos, lo que provoca la retinopatía diabética, la cual a largo plazo puede causar pérdida de visión.

Del mismo modo, el daño a los vasos sanguíneos provoca que en 52 % de los pacientes varones se presente disfunción eréctil pues "no se produce la excitación debido a que los vasos están dañados y no hay una vasocongestión", dijo la sexóloga Fernanda Zárate.

La especialista explicó que, incluso, en muchas ocasiones la disfunción eréctil suele ser un síntoma de diabetes, "pues pacientes que no están diagnosticados la presentan y cuando acuden al médico éste se da cuenta que la insulina no está funcionando", aseveró.

Entre los métodos para controlar esta enfermedad, están no solo mantener un estilo de vida saludable sino apegarse al tratamiento y monitorear constantemente sus niveles de glucosa en la sangre.

Para ello, es importante contar con un glucómetro, pues algunos pacientes pueden tener elevaciones o disminuciones en los niveles de glucosa de manera inesperada y de ahí puede derivarse una complicación.

Debido a las alteraciones que puede generar la diabetes en el cuerpo, el control riguroso de los niveles de glucosa en la sangre de las personas con esta condición es un paso esencial y crítico para un manejo adecuado de la enfermedad , principalmente en quienes están bajo tratamiento intensivo con insulina. 

En Colombia, el monitoreo de la glucosa en la sangre (BGM, por sus siglas en inglés) es la principal técnica disponible para monitorear los niveles de glucosa y controlar la diabetes ; sin embargo, según un estudio realizado en varios países, 4 de cada 10 personas con diabetes no se miden la glucosa con la frecuencia recomendada por su doctor o enfermera por el dolor que el pinchazo les genera, por incomodidad, olvidos, falta de tiras para la medición o por hartazgo. 

Sin embargo, las pruebas habituales de glucosa implican pequeñas muestras diarias de sangre que suele extraerse con pinchazos en los dedos. Sin embargo, hay soluciones tecnológicas que hacen más fácil llevar un control preciso de los niveles de glucosa y así elevar la calidad de vida de las personas que tienen diabetes.

Con el sistema FreeStyle Libre de Abbott, las personas con diabetes pueden contar con una alternativa indolora  y más conveniente para monitorear su glucosa múltiples veces al día. Esta tecnología cuenta con un sensor pequeño y redondo, aproximadamente del tamaño de una moneda de mil pesos, que se pone en la parte posterior del brazo.

El dispositivo mide la glucosa en líquido intersticial mediante un pequeño filamento que se pone justo debajo de la piel. Con sólo acercar el lector al sensor se escanean automáticamente los datos en menos de un segundo sin provocar dolor, y guarda un historial de los niveles de glucosa hasta por 90 días. Adicionalmente, las personas pueden bañarse y hacer ejercicio con el sensor puesto.  

Este sistema realiza una captura automática de lecturas de glucosa minuto a minuto durante 14 días, sin necesidad de calibración o los rutinarios pinchazos. Dos estudios clínicos y la evidencia  de más de 250 mil usuarios  de este sistema muestran que las personas con diabetes revisan su glucosa un promedio de 13 a 15 veces al día cuando usan esta tecnología.

“Las personas con diabetes deben destinar mucho tiempo, concentración y esfuerzo durante el día para controlar sus niveles de glucosa. Por lo tanto, es muy buena noticia que ahora dispongan de una herramienta nueva y amigable para seguir de cerca su nivel de glucosa. Además de ser innovadora puede contribuir en forma significativa a mejorar el control de la diabetes, reduciendo su impacto en el largo plazo”, explicó la Nutricionista Dietista Dra. Angélica Veloza, miembro de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica.

Expertos recomiendan los siguientes hábitos saludables para prevenir la diabetes

  1. Realizar actividad física diariamente (caminar, correr y hacer ejercicio) para no caer en el sedentarismo.
  2. Tomar agua en lugar de zumo de frutas.
  3. Incluir verduras, fruta fresca y frutos secos en la dieta diaria.
  4. Limitar el consumo de alcohol.
  5. Optar por cortes magros de carne blanca, en vez de carnes rojas o procesadas.
  6. Preferir el pan, arroz y pasta de tipo integral sobre los de tipo blanco.
  7. Optar por grasas insaturadas como los aceites de oliva, canola, maíz y girasol.