Horno crematorio en Bogotá
Hay un debate por los hornos crematorios en Bogotá.
Colprensa
12 Jul 2021 05:34 PM

Covid-19: Procuraduría alerta sobre mal manejo de cadáveres

El ente de control ha recibido casos sobre presuntos malos manejos de esos cadáveres, poniendo en riesgo la salud publica.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

La Procuraduría General de la Nación lanzó un mensaje de alerta a las autoridades departamentales y alcaldías de todo el país  para cumplir a cabalidad los protocolos del Ministerio de Salud frente al manejo, traslado y disposición final de cadáveres por covid-19.

Ese mensaje de alerta se extendió a las Empresas Prestadoras de Salud (EPS), los Institutos Prestados de Salud (IPS), la Policía Judicial, Medicina Legal y los servicios funerarios.

La Procuraduría ha recibido casos sobre presuntos malos manejos de esos cadáveres, poniendo en riesgo la salud publica de los ciudadanos.

Uno de esos casos se presentó en el municipio de San Gil en Norte de Santander,  en donde un fallecido por covid-19 tuvo que permanecer más de ocho horas a la espera de su traslado porque el cementerio del Municipio de Aratoca “no tenía preparado el protocolo” para recibir el cuerpo.

En Fusagasugá (Cundinamarca), la Procuraduría evidenció un déficit de bodegas y la audiencia de hornos crematorios para los cadáveres por covid-19.

La Procuraduría también ha evidenciado falencias en el municipio de Soacha, donde “se reportan barreras en la disposición de cadáveres en domicilios debido a demoras de hasta 12 horas de entrega de historias clínicas por parte de las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios de Salud (EAPB) al médico de la IPS, el cual es el encargado de declarar la muerte de la persona".

La Procuraduría identificó riesgos a mediano y largo plazo sobre el manejo irregular de esos cadáveres.

Entre esos riesgos,  está el desbordamiento de la capacidad tanto para cremación como inhumación, por aumento de la tasa de mortalidad ante los picos de la pandemia.

También se habla de demoras en el traslado de cadáveres desde los centros de salud hasta cementerios y hornos crematorios; déficit de bodegas y lugares idóneos para la disposición final de cadáveres; y demoras respecto a la emisión de certificados de defunción.

Así mismo se presentan irregularidades para el manejo de cadáveres por covid-19 de población vulnerable, escasos recursos y fallecidos como NN.

Fuente
Sistema Integrado de Información