Viviane-Morales-LA-FM-Colprensa.jpg
Colprensa.
15 Ene 2018 06:00 AM

Viviane Morales oficializó su renuncia como congresista para aspirar a la Presidencia

Morales presentó la renuncia a su investidura como congresista para aspirar a las presidenciales de este 2018.
La
Fm

La senadora Viviane Morales, quien anunció que sí será candidata presidencial en las elecciones del 2018, ya definió la colectividad por la cual presentará su nombre en los comicios.

Morales será candidata por el partido Somos, antiguamente conocido como ‘Alas’, colectividad que tiene personería jurídica y que en el pasado avaló a varios parapolíticos.

Sin embargo, este partido ha renovado por completo sus directivas y ahora está comandado por varios dirigentes cristianos. De hecho, también ha presentado candidatos al Congreso para este periodo.

Este lunes 15 de enero la parlamentaria confirmó su renuncia no solo al liberalismo, sino también a su curul como senadora de la República.

"Renuncio al Partido Liberal y como consecuencia, a mi candidatura en el Senado, inscribiré mi candidatura presidencial el próximo lunes 29 de enero con la personería jurídica del Partido Somos", señaló en un video.

Morales rechazó la invitación hecha por Iván Duque, candidato del Centro Democrático, para que hiciera parte de la coalición de los sectores de derecha.

"Agradezco mucho esa invitación, la recibo como un gesto gallardo de su parte, a lo largo de estos años que hemos compartido en el Senado he reconocido sus cualidades, pero he tomado la decisión de continuar con la independencia de mi liderazgo, mi candidatura presidencial avanzará de manera independiente", manifestó.

Algunos consideran que la exfiscal no puede aspirar por un partido distinto al Liberal porque podría incurrir en doble militancia. Sin embargo, Morales tiene un as bajo la manga, un recurso que interpondría en caso de que el Consejo Nacional Electoral le niegue la aspiración.

La idea es presentar una tutela pidiendo el amparo de su derecho constitucional a ser elegida, argumentando que el liberalismo le negó esa posibilidad, lo cual marcaría el inicio de una batalla legal que debería definirse antes de la primera vuelta en mayo.

El documento al respecto: