elecciones_AFP-2.jpg
23 Nov 2017 03:27 AM

Vehemente oposición de la MOE a la reforma política

La Misión de Observación Electoral envió una carta al presidente Juan Manuel Santos advirtiendo que el proyecto pone en riesgo los avances que se han logrado en transparencia del sistema electoral.
La
Fm

Un nuevo opositor le surgió este jueves a la reforma política que está en trámite en el Congreso de la República. A la negativa de un grupo de diez senadores a seguir con el trámite de la iniciativa se sumó la oposición de la Misión de Observación Electoral (MOE). (Lea: Rebelión liberal contra la reforma política)

En una carta enviada al presidente Juan Manuel Santos, Alejandra Barrios Maldonado, directora de la Misión, exhortó al mandatario a que retire el apoyo a esta iniciativa al considerar que ésta pone en riesgo los avances que se han logrado en las últimas reformas en torno al fortalecimiento de los partidos políticos, la responsabilidad política de partidos y candidatos, la transparencia del sistema electoral, y la actuación en bancadas, entre otros.

El propósito central de la reforma era asegurar una mayor autonomía e independencia de la organización electoral, fortalecer, modernizar y hacer más transparente el sistema electoral; ampliar la participación ciudadana y mejorar la representación de los territorios.

En su misiva, Alejandra Barrios advierte que el proyecto terminó convirtiéndose en una iniciativa que únicamente pretende resolver las premuras partidistas y electorales de las próximas elecciones.

La reforma carece completamente de una visión a largo plazo. Señor Presidente, una reforma que pretenda cumplir con los objetivos anteriormente señalados, y que de manera seria aborde los problemas de nuestro sistema político y electoral”

Al reseñar los posibles “retrocesos” que traería la reforma política, Barrios dijo que como quedó aprobado en tercer debate, le permite a los miembros de corporaciones públicas presentarse a las siguientes elecciones por un partido distinto al que los avaló, siempre y cuando durante dicho periodo el partido decida conformar una coalición de listas y el respectivo miembro de la corporación pública esté en desacuerdo con esta.

Esta medida es una expresión del transfuguismo político que de aprobarse estaría permitiendo la indisciplina partidista y premiando el personalismo político”

La reforma se encuentra para aprobación en último debate en la plenaria del Senado de la República. Sigue siendo un misterio si pasará.