PresidenteJMSantosRefFOTOOFICIAL1.jpg
9 Mar 2018 07:18 AM

Santos desmintió que esté haciendo una coalición electoral

El presidente desestimó que su reunión con algunos candidatos y jefes de partidos haya sido con fines políticos.
La
Fm

El presidente Juan Manuel Santos desmintió este viernes que esté construyendo una especie de coalición electoral con miras al proceso de elección del nuevo Congreso y Presidente de la República.

Ante las acusaciones del expresidente César Gaviria Trujillo y del Centro Democrático sobre presunta injerencia indebida en política por parte del mandatario, el propio Santos desestimó esas versiones.

(Lea: César Gaviria rompe relaciones con Santos y acusa a Juan Fernando Cristo de buscar dividir el liberalismo)

 

El Jefe de Estado dijo que la reunión que sostuvo del jueves con algunos congresistas y jefes de partidos sólo fue con el propósito de revisar la agenda legislativa que se pondrá en marcha el próximo 16 de marzo, una vez regresen a sesiones ordinarias el Senado y la Cámara de Representantes.

Esta fue una reunión totalmente normal”, insistió el mandatario.

(Lea: Uribistas cuestionan injerencia indebida en política del presidente Juan Manuel Santos)

 

A su vez, el ministro del Interior, Guillermo Rivera Flórez, dijo que el presidente Santos “no tienen que pedirles permiso a los presidentes de los partidos para reunirse con los congresistas con el fin de hablar sobre la agenda legislativa de la paz”.

“La reunión de ayer fue para hablar de la agenda legislativa que se empezará a trabajar desde la próxima semana”, sostuvo.

Insistió en que ese encuentro no tenía el propósito de construir ningún tipo de coalición o algún fin electoral.

“Es absolutamente rutinario y normal que el Gobierno se reúna con parlamentarios (…) desatar una serie de especulaciones a partir de esa reunión no vale la pena y nos parece que hay una inexactitud que les fue entregada a quienes han salido a cuestionar el contenido de la misma”, recalcó.

Rivera aseguró que el presidente Juan Manuel Santos no tiene la intención de involucrarse en controversias partidistas.