1 Jul 2016 06:16 AM

Santos cuenta con una desaprobación del 66 por ciento de los colombianos

Los resultados de La Gran Encuesta Colombia Opina dejan ver que Uribe sigue siendo el personaje de la actualidad con la más alta imagen favorable [53%], por encima de Santos [quien tiene un 32%].

Escuche el análisis de La Gran Encuesta con los periodistas Juan Esteban Lewin, Ricardo Galán, además de Javier Restrepo, director de Opinión Pública en Ipsos Colombia, en nuestra mesa de trabajo de LA F.m. con Hassan Nassar:

 

 

LA F.m., Noticias RCN, RCN Radio y la revista Semana presentan los resultados de La Gran Encuesta Colombia Opina, la primera de 2016. De acuerdo con los resultados de Ipsos Napoleón Franco, el presidente Juan Manuel Santos cuenta con una desaprobación del 66 por ciento de los colombianos, frente a un 32 por ciento que aprueba su gestión y un 2 por ciento que no opina.

 

"La firma en La Habana el pasado 23 de junio del acuerdo para poner fin al conflicto, entre el Gobierno Nacional y las FARC, ha sido recibido con moderado optimismo por los colombianos habitantes en las ciudades de más de 200.000 habitantes del país [representativas del 67% de la población urbana nacional]: Colombia Opina muestra que tres cuartas partes se enteraron de la noticia, y que casi 6 de cada 10 personas consideran que es un acuerdo positivo para el país. Con esta noticia, el optimismo sobre el rumbo del país gana cerca de 20 puntos porcentuales y se ubica en el 43% una de las cifras más altas que ha tenido el gobierno Santos desde finales del año 2012", señala La Gran Encuesta Colombia Opina.
 
De acuerdo a dicho informe, también mejora la imagen del presidente Santos, aunque mucho menos, pasando del 25% que tenía en marzo de este año a un 32% ahora; "lo mismo ocurre con algunos indicadores de su gestión: la satisfacción con el trabajo que está haciendo como Presidente sube del 22% al 30%, y el porcentaje de personas que considera que está cumpliendo sus promesas de campaña pasa del 22% al 28%; finalmente, su gestión en el tema de la paz se incrementa significativamente, pasando de un 30% a un 44% de aprobación".
 
Sin embargo, esta medición muestra también que el país está bastante dividido: hay diferencias regionales importantes, ya que en general las zonas central [Antioquia y Eje Cafetero], suroriental [Tolima, Meta y Huila] y Bogotá tienden a ser más críticas, mientras que quienes viven en las zonas caribe [departamentos de la costa atlántica], Pacífica [departamentos de la costa pacífica] y oriental [Boyacá, Santander y Norte de Santander], son en general los que jalonan el optimismo. Por estratos sociales también se encuentran diferencias, y es la clase alta la que en general muestra mayores niveles de optimismo, mientas que en clases medias y bajas esta tendencia es menos marcada. Incluso hay diferencias por género: los hombres tienden a estar más optimistas, y las mujeres menos.
 
"Esto probablemente tiene que ver con varias cosas que la encuesta señala: por un lado, la preocupación más grande de los colombianos en este momento [de hecho desde marzo] tiene que ver con la situación económica; como ya se había resaltado en la medición anterior, van dos mediciones seguidas en las que lo económico [visto de forma agregada] es considerado como el principal problema del país, por encima de los problemas relacionados con la inseguridad que tradicionalmente han estado en el primer lugar [al comparar con los datos que tenemos desde abril de 2012]. Por otro lado, la inseguridad ciudadana vuelve a ubicarse como el problema – individualmente visto – que más preocupa a la gente. En las preocupaciones de la gente, lo que está ocurriendo en La Habana no está en los primeros lugares", agrega la señala La Gran Encuesta Colombia Opina.
 
En lo referente a las opiniones sobre el acuerdo firmado en La Habana el pasado 23 de junio, y de acuerdo al informe, muestran también la división de opiniones de los colombianos. Si bien el optimismo frente al proceso de paz gana 15 puntos porcentuales, llegando en este momento a un 47% [el punto más alto de optimismo, descontando lo que se encontró al momento mismo de anunciar los diálogos], sigue habiendo un 53% de colombianos que está pesimista de que los diálogos llegarán finalmente a un acuerdo de paz y que la guerrilla se desmovilizará.
 
"56% siente que el acuerdo para el fin del conflicto es positivo para el país, mientras que un 44% no opina así, o no sabe si lo es. El 49% considera que este es un acuerdo con el que gana el país en su conjunto, pero 35% cree que los que ganan son las FARC, y 5% dice que nadie gana; de hecho fue mejor evaluado el acuerdo de justicia alcanzado en octubre del año pasado, según fue medido en Colombia Opina de ese mismo mes".
 
Continuando con el informe de Colombia Opina, en medio de esta división de opiniones, el plebiscito para refrendar los acuerdos sigue recibiendo una mayoría de intención de voto a favor [36% vs. 25%], pero el acuerdo de La Habana no logró cambiar significativamente estas cifras: en marzo los resultados eran prácticamente idénticos [33% vs. 25%]. El “Sí” ganaría con más ventaja en las costas pacífica y caribe – donde también le va mejor a Santos – así como en Bogotá, que no es tan favorable al Presidente; las cifras más bajas por el sí se encuentran en la región suroriental, seguida por la región central [ambas, zonas donde a Santos no le va bien en la encuesta], así como en la región oriental, a pesar de que es una región que es más favorable al presidente.
 
"El gobierno y quienes lo apoyarán a hacer campaña a favor del “Sí” en el plebiscito, tendrán que trabajar duro para ampliar esta ventaja a favor del plebiscito, ya que la encuesta tiene varios resultados que sugieren que la tarea no va a ser fácil. La gran mayoría de colombianos sigue estando en contra de los beneficios de justicia y de la posibilidad de participación en política, para los miembros de las FARC una vez se desmovilicen; 6 de cada 10 personas en Colombia teme que las FARC no cumplan el acuerdo, y también 6 de cada 10 opina que “en estos acuerdos se está concediendo a las FARC todo lo que han pedido, y lo único que se va a lograr con eso es que haya impunidad”. Aunque los mecanismos de verificación tripartita que se van a implementar le dan confianza a un poco más de la mitad de los entrevistados, 8 de cada 10 están convencidos de que las FARC no entregarán todas las armas".
 
Para completar este panorama de los retos que tendrá que abordar la campaña por el “Sí”, las declaraciones recientes del presidente Santos sobre un aumento de impuestos y sobre el recrudecimiento de una guerra urbana en caso de que fracasen los diálogos o no se apruebe el plebiscito, fueron interpretados como una amenaza por 6 de cada 10 personas, y la resistencia civil liderada por el expresidente Uribe es entendida por la misma proporción como una “demostración al gobierno de que los colombianos no quieren paz a cualquier precio”.
 
"De hecho, Álvaro Uribe sigue siendo el personaje de la actualidad nacional [entre los medidos en la encuesta], con la más alta imagen favorable [53%], bien por encima de Santos [quien tiene un 32%] y sus funcionarios [que promedian un 25%]. Humberto de La Calle y Germán Vargas Lleras son los dos funcionarios de la administración con mejor imagen [44% y 43% respectivamente] mejorando algunos puntos frente a la medición anterior, y la imagen de Timochenko y de las FARC también muestran mejoría, aunque por supuesto siguen teniendo una imagen negativa entre cerca de 8 de cada 10 personas", agrega el documento de Colombia Opina.
 
Mire aquí los resultados completos