Mario Castaño, senador
Colprensa
14 Mar 2022 08:38 AM

Mario Castaño reelegido senador pese a escándalo por liderar grupos delincuenciales

Mario Castaño logró una de las 15 curules otorgadas al Partido Liberal.
Óscar Barrero
Óscar
Barrero
@unbarreromas

Luego de que se revelara la investigación realizada por la Fiscalía General de la Nación en la que señaló que el senador Mario Castaño, habría liderado una organización criminal que se dedicaba al cobro millonario de coimas para la entrega de cargos públicos en varios departamentos del país. Se generó una completa sorpresa, luego de que en las elecciones que se celebraron el pasado 13 de marzo, se conociera que  Castaño, quien era candidato por el Partido Liberal, consiguiera nuevamente una curul al Senado. 

Con un total de 68.351 votos, Castaño se quedó con una de las 15 curules que otorgó el Partido Liberal, que tuvo una de las mayores votaciones por parte de los ciudadanos, quedando por debajo del Pacto Histórico y el Partico Conservador.  

Lea también: Hijo del expramilitar 'Jorge40' ganó curul de paz en la Cámara de Representantes

No obstante, el candidato electo es cuestionado, ya que el escándalo por el cual se le acusa, muestra que aproximadamente 16 personas que no contaban con empleo, aceptaron un pago porcentual de salarios obtenidos gracias a los contratos por prestación de servicios, mientras que a personas allegadas al nuevamente senador se les habían entregado puntualmente algunos contratos de infraestructura. 

Así mismo, por estos delitos nueve personas fueron capturadas y según la entidad, incurrieron en los delitos de concierto para delinquir, interés indebido en la celebración de contratos, extorsión en la modalidad tentativa y estafa agravada, aunque no todos los detenidos incurren en lo mismo.  

Lea también: Alcalde Daniel Quintero se reunió con César Gaviria

Ante los cuestionamientos, Castaño fue uno de los aspirantes que tuvo una baja votación, pero que, aun así, le alcanzó para meterse en la lista del partido que tendrá sus servicios en el Congreso, durante los próximos cuatro años.