El cura Bernardo Hoyos leyendo la supuesta carta de Aida Merlano
El cura Bernardo Hoyos leyendo la supuesta carta de Aida Merlano
Foto del video de Noticias Uno
7 Oct 2019 10:03 AM

Las supuestas confesiones de Aida Merlano, en carta leída por el cura Bernardo Hoyos

El líder del Movimiento Ciudadano Barranquilla dio leyó la misiva, conocida antes de la fuga.

El cura Bernardo Hoyos, líder del Movimiento Ciudadano Barranquilla, dio a conocer en 2018 una carta que, sostiene, recibió de su amiga Aida Merlano, hoy prófuga de la justicia. Allí, se da cuenta de los supuestos amaños que se habrían cometido en su región para conseguir votos. 

La mujer, condenada a 15 años de cárcel por compra de votos, delata a supuestos partícipes en actos ilícitos. “Antes me paseaban como la joya de la corona. Después de que me utilizaron, soy la peor basura”, dice uno de los apartes leídos. “Tengo las pruebas de cómo el alcalde distrital, a través de la empresa Serfinansa, pagaban comisiones a concejales para que les aprobaran proyectos de acuerdos y vigencias futuras”, dijo otro de los apartes leídos por el cura Bernardo Hoyos y cuya autenticidad ahora no hay cómo comprobarla.

Lea también: Polémica tras revelarse video de la captura de Aida Victoria Merlano

De acuerdo con Noticias Uno, que dio a conocer imágenes del cura Bernardo Hoyos leyendo la carta, la excongresista del Partido Conservador Aida Merlano tenía la intención de llegar a un acuerdo con la Fiscalía, el pasado primero de octubre, específicamente un principio de oportunidad, para delatar a los supuestos compradores de votos. 

En circunstancias que son objeto de investigación, la excongresista no llegó a tal principio de acuerdo y ese mismo día se fugó de un centro médico en la ciudad de Bogotá. El 13 de marzo de 2018, la Fiscalía General de la Nación compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia contra la entonces representante a la Cámara y senadora electa, luego del allanamiento a su sede de campaña en Barranquilla. 

Allí, según el ente acusador, funcionaba una sofisticada red de compra de votantes, que incluso utilizaba calcomanías con código de barras bidimensional para identificar y hacer seguimiento a los líderes encargados de la compra de votos. Funcionarios de la Dijín recibieron la información de que en una vivienda ubicada en el barrio El Golf de Barranquilla, conocida como “La casa blanca”, funcionaba un comando político desde el que, supuestamente, se compraban votos para la jornada electoral.

Lea también: ¿Aida Merlano a quién pensaba delatar? 

Estas son las imágenes presentadas por Noticias Uno