25 Oct 2016 08:35 PM

En el Congreso radican ley para aumentar el pie de fuerza en ciudades y municipios

La iniciativa contempla la creación de escuelas de Policía, para que los uniformados sean instruidos en problemática criminal regional.
El proyecto de ley que fue presentado por el representante a la Cámara por Bogotá, Edward Rodríguez, busca que sean los distritos y municipios quienes deba diseñar e implementar una política pública para sus comunidades en la prevención del delito y la drogadicción y las mismas estén enfocadas a los jóvenes. 
 
Según lo indicó el congresista día a día se vienen incrementando la delincuencia en las ciudades capitales debido a que las organizaciones criminales se han armado, el ´proyecto busca poner un freno a esa delincuencia que paso de ser un problema menor al gran problema en materia de seguridad. La iniciativa contempla que los alcaldes creen una política pública en cultura ciudadanía en prevención de criminalidad y contra el consumo de drogas. 
 
Además el proyecto busca la creación de un sistema integrado de vigilancia y monitoreo del alta tecnología, que permitiría que la empresa privada y el estado trabajen juntos en estos sistemas. 
 
“Los alcaldes con este proyecto tendrán la facultad para que en compañía del sector privado se logre maximizar ese número de cámaras que si el sector privado pone por ejemplo cien cámaras el sector privado ponga el mismo número de cámaras”. 
 
Así mismo el representante aseguró que el proyecto busca la capacitación de la Policía Nacional enfocada en la criminalidad en las ciudades y municipios. 
 
“Lo que buscamos es que se generen  incentivos para motivar al personal de nivel ejecutivo de la Policía Nacional en aras de aportar a la nación hombres y mujeres con gran compromiso y vocación de servicio que logren mayor eficiencia, eficacia y calidad a la seguridad ciudadana” dijo el congresista. 
 
De igual manera,  la iniciativa  crea una herramienta jurídica a través de la cual  los distritos y municipios pueden incrementar pie de fuerza  para lograr así que las ciudades de primera y segunda categoría, así como aquellos de categoría especial, puedan reducir los índices de criminalidad. 
Fuente
Sistema Integrado Digital