Álvaro Uribe y Gustavo Petro
Álvaro Uribe y Gustavo Petro
Colprensa
4 Ago 2022 12:00 PM

Álvaro Uribe no asistirá a la posesión de Gustavo Petro

El expresidente habló con Petro para manifestarle su decisión.
Daniel Jerez
Daniel
Jerez
@DanielJerezP

El expresidente Álvaro Uribe Vélez reveló que no asistirá a la posesión del nuevo mandatario, Gustavo Petro, que se desarrollará el próximo 7 de agosto y que así se lo informó personalmente al nuevo jefe de Estado.

De interésGustavo Petro, antes de su posesión, viajará a la Sierra Nevada de Santa Marta

Uribe reveló que tuvo una conversación telefónica con el presidente electo Petro para explicarle las razones por las cuales tomaba esta decisión.

“Hoy llame por teléfono al presidente electo, Gustavo Petro. Le agradecí la amable invitación a su posesión, me excuse de asistir porque desde hace dos años tengo complejo de preso. No asistiré por el pudor derivado de mi situación jurídica que anhelo superar”, explicó Uribe.

Además, en dicha llamada, el líder del Centro Democrático le volvió a expresar la voluntad genuina que tiene de tener un canal de diálogo permanente con él, sobre temas de país.  

“Reiteré el propósito de mantener un diálogo constructivo con franqueza en los argumentos y respeto a la persona del jefe de Estado”, afirmó.

Además, Álvaro Uribe le confirmó a Gustavo que sus “compañeros del Centro Democrático sí asistirán a la posesión símbolo de nuestra democracia”.

De hecho, el Centro Democrático será el partido político encargado de hacer la réplica al discurso de posesión de Petro el próximo domingo 7 de agosto. Las senadoras Paloma Valencia, María Fernanda Cabal y Paola Holguín, mujeres fuertes dentro del uribismo, serán las encargadas de contrarrestar las palabras del nuevo mandatario.

Lea también: María Fernanda Cabal criticó diálogos con el Clan del Golfo: "Acogimiento para criminales"

Según explicó en su momento el senador Miguel Uribe, el discurso se basará en las bases que sustentarán la oposición que la bancada le hará a Petro en el Congreso de la República.

“La línea será hacer una oposición democrática e inteligente; es decir, como lo hemos planteado, una oposición pensada en el país que apoye lo que beneficia, pero que se oponga a lo que perjudique. Una oposición que busque construir un mejor país defendiendo la fuerza pública, promoviendo más seguridad, promoviendo la defensa de la democracia, la libertad económica, la generación de empleo y una política social amplia”, indicó.

Fuente
Sistema Integrado de Información