ManatiFotoSuminLAFM.jpg
Suministrada a LA FM.
2 Abr 2018 05:44 AM

Hábitat del manatí en Ciénaga El Llanito de Barrancabermeja sigue amenazado

En lo que va corrido de este año han muerto dos manatíes.
La
Fm

Aunque fue descartada la posibilidad de contaminación ambiental en La Ciénaga El Llanito en Barrancabermeja, Santander, por cuenta del crudo que brotó del pozo La Lizama 158 de Ecopetrol, líderes ambientalistas evidenciaron su preocupación por el hábitat del manatí.

James Murillo, vocero del Cabildo Verde, ente que mantiene vigilancia y control sobre esta especie, indicó que en lo que va corrido de este año han muerto dos manatíes, situación que pone en riesgo a las especies que aún se mantienen en la zona.

El vocero recordó que una de las especies halladas sin vida era un manatí hembra de 400 kilos y 35 centímetros de ancho, afirmó.

Esas muertes se mantienen bajo investigación porque los animales resultaron con hematomas en su cuerpo, aunque no se han podido determinar las causas de su fallecimiento.

El mayor riesgo para estos animales se dio durante la temporada de sequía a comienzo de este año, porque las altas temperaturas, explicó, llevan a que disminuya la profundidad de las ciénagas impidiendo así su desarrollo y desplazamiento, sumado a la escasez de oxígeno.

A ello, dijo, hay que agregarle los vertimientos de aguas residuales porque no hay control por parte de las autoridades ambientales, sumado a los rellenos sanitarios, cuyos lixiviados van al subsuelo y de allí a los caños que desembocan en las ciénagas de la zona.

El vocero de la ONG indicó que el continuo tránsito de lanchas y botes también se ha convertido en una amenaza para esta especie, toda vez que se han presentado accidentes al quedar enredadas en las hélices de las embarcaciones.

Sin embargo, señaló que como hecho positivo en los últimos días las lluvias que han caído han favorecido a estos animales, toda vez que se incrementa la profundidad de la ciénaga, hecho que les permite moverse sin dificultad.