EmergenciaAmbientalBarrancaEcopetrolSuminLAFM.jpg
Suministrada a LA FM.
26 Mar 2018 12:44 PM

Ecopetrol confirma que quedó controlado derrame de crudo en Santander

La petrolera podría recibir una fuerte sanción por contaminación, según el Ministerio de Ambiente.

La Agencia Nacional de Licencias Ambientales, le abrió una indagación preliminar a Ecopetrol por estos hechos.

Ecopetrol confirmó que está plenamente controlado el afloramiento de lodos, petróleo y gas que se registró en el campo La Lizama.

El derrame sucedió en el corregimiento La Fortuna, municipio de Barrancabermeja, Santander.

Luego de recorrer el punto de emanación y los diferentes puntos de control, el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, confirmó que "no está cayendo ni una gota de crudo a las fuentes hídricas de la zona".

Estas son las declaraciones de Bayón:

 

Según el directivo, el control del afloramiento obedece a los trabajos que hicieron técnicos de Ecopetrol con la instalación de sistemas de bombeo y tratamiento de fluidos en el punto de emisión, "que permitieron succionar los líquidos y evitar que estos caigan en la quebrada La Lizama, el caño Muerto y el río Sogamoso".

Según Bayón, "adicionalmente, la instalación de tres líneas de flujo en el pozo Lizama-158 permitió llevar los fluidos a la estación central Lizama de Ecopetrol".

Explicó que con un equipo especializado se logró bajar la presión del pozo y disminuir la emanación de fluidos.

"Ecopetrol aclara que la cantidad de petróleo que cayó a la quebrada La Lizama se estima en 550 barriles, que se mezclaron con lodos y aguas lluvias", señaló el Directivo.

Cabe recordar que un equipo especial de la petrolera está adelantando la investigación, con el fin de esclarecer lo sucedido en el pozo.

Por su parte, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, le abrió una indagación preliminar a Ecopetrol por estos hechos.

Incluso la Contraloría, en el año 2016, le advirtió a la compañía sobre los riesgos que acarreaban los pozos abandonados como el Lizama 158.

Cabe señalar que una comisión especial de la Procuraduría, conformada por un biólogo, un geólogo, el procurador ambiental de Santander y varios abogados, se trasladaron al campo La Lizama de Ecopetrol para verificar la situación ambiental por el derrame de crudo que generó emergencia ambiental.

Desde Bogotá, la Procuraduría también tomó cartas en el asunto y le solicitó a Ecopetrol un informe detallado sobre las medidas preventivas para detener la emergencia. Dicho informe debe explicar si las medidas estaban contenidas en el Plan de Contingencia de Ecopetrol y si han sido suficientes para mitigar y prevenir el impacto ambiental.

Fuentes del Ministerio Publico explicaron que además debe contener la relación de las afectaciones a la salud de las comunidades vecinas y de los impactos ambientales al paisaje, los suelos, recursos hídricos y el aire: “expliquen qué labores de rescate de fauna silvestre se están realizando para atender la emergencia“.