Zona afectada por derrame de crudo luego de atentado a Oleoducto
Zona afectada por derrame de crudo luego de atentado a Oleoducto
Ecopetrol
11 Nov 2019 02:19 PM

Derrame de crudo en El Catatumbo crea emergencia ambiental

Ecopetrol activó plan de contingencia y recomienda no consumir agua del río Sardinata
Olga Lucía
Cotamo Salazar
@olgalucacotamo

Las autoridades confirman que el derrame de crudo se registra por la instalación de una válvula ilícita a un tramo del oleoducto Caño Limón Coveñas en la vereda la Paz, zona rural del municipio de Sardinata.

Ecopetrol a través de un comunicado dijo que ya activó el plan de contingencia para contener la mancha del hidrocarburo con la instalación de un punto de control operativo en La Rochela y en Punta de Palo, en donde más de 50 técnicos y operarios avanzan en la atención de la emergencia en la contención del producto.

Le puede interesar: Un muerto y un herido deja enfrentamiento en la frontera con Venezuela

Trabajadores de la empresa realizan protección con barreras mecánicas en la captación de la bocatoma del acueducto del corregimiento de Campo Dos, zona rural de Tibú.

De manera preventiva, la Junta Administradora del Acueducto cerró la captación, mientras que Ecopetrol notificó el hecho a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo y Desastres de Tibú, Departamental de Norte de Santander, a Copornor, y a las demás autoridades competentes.

En lo que ha transcurrido del presente año se ha incrementado el hurto de hidrocarburo tanto al Campo de Tibú como al oleoducto Caño Limón Coveñas en la zona del Catatumbo, las autoridades manifiestan que es utilizado para el procesamiento de cocaína por parte de grupos armados que delinquen en Norte de Santander.

A mediados del mes de septiembre se registró un atentado contra la infraestructura petrolera, en la vereda Cedeño, del municipio de Toledo, en Norte de Santander y en el departamento de Arauca.

Lea además: Capturan a empresario cuando entraba con menores a un motel de Cúcuta

Para esa fecha, la empresa petrolera pidió a los campesinos de Toledo no acercarse al lugar del ataque, porque existe el riesgo de explosión. Recomendó no encender chispas, cigarrillos, ni manipular ningún elemento que pueda generar efectos adversos.

Mientras que a mediados del mes de abril los habitantes del municipio de Tibú enfrentaron  su propio viacrucis por la falta de agua potable, luego del atentado que se presentó contra un tramo del Oleoducto Caño Limón-Coveñas y que afectó a más de 30.000 habitantes de esta región al caer el crudo al río Tibú

Las autoridades manifiestan que el oleoducto Caño Limón Coveñas ha sufrido más de 17 acciones terroristas en lo corrido del  presente año.

Fuente
Sistema Integrado de Información