Seúl llega a un nivel récord de contaminación del aire
La polución en Seúl generó que se activara una alerta por los niveles nocivos para la salud de las personas.
Foto: AFP
11 Mar 2019 12:03 PM

China redujo sus altos niveles de contaminación en 2018

Las ciudades chinas están a menudo envueltas en una niebla tóxica.
Laura María Sánchez Pico
Laura María
Sánchez Pico
@LauramSanchezp

La calidad del aire en China mejoró sensiblemente en 2018, en la estela del año anterior, anunció este lunes el ministerio chino de Medio Ambiente, que lo atribuyó a una campaña gubernamental contra la polución y la desaceleración económica.

Las ciudades chinas están a menudo envueltas en una niebla grisácea y tóxica, el lado oscuro del crecimiento desenfrenado del país, que sin embargo permitió a millones de personas salir de la pobreza.

El milagro económico de las últimas décadas se basó en gran parte en una importante producción de acero, carbón y cemento, tres sectores sumamente contaminantes.

Pero en 2018 el nivel promedio de partículas de 2,5 micrómetros de diámetro (PM 2,5) -muy peligrosas porque penetran profundamente en los pulmones- en las 338 ciudades estudiadas se estableció en 39 microgramos por metro cúbico, lo que supone una reducción interanual del 9,3%, según un informe ministerial.

Lea más: India, ¿con las ciudades más contaminadas del mundo?

La concentración de esas partículas nocivas ya se redujo en 2017, pero en menor proporción (-6,5%).

El gobierno prosigue su lucha contra la contaminación en 2019, aunque el país enfrente una desaceleración económica, porque no es cuestión "de sacrificar el medioambiente por el crecimiento", declaró durante una rueda de prensa Li Ganjie, ministro de Ecología y Medio Ambiente.

"Nos oponemos firmemente a cualquier distensión, cualquier flexibilización de la vigilancia y de la reglamentación en materia de medio ambiente", afirmó al margen de la sesión anual del parlamento chino.

Lea también: Prendas recicladas, ¿una 'moda' que quiere salvar el planeta?

La economía china registró el año pasado un crecimiento del 6,6%, el más bajo en 28 años.

Pero el gobierno debe hallar cada vez más un equilibrio entre la preocupación ligada a la desaceleración económica y los temores de una reacción negativa de la opinión pública ante la contaminación.

Pekín también intensificó el año pasado la aplicación de la normativa medioambiental y percibió un total de 15.280 millones de yuanes (2.270 millones de dólares) en concepto de multas, es decir un aumento del 32% en relación al año anterior, afirma el informe del ministerio de Medio Ambiente.

En locales: Cacos se llevan moto pero son pillados al sonar la alarma 

Fuente
AFP - Sistema Integrado Digital