Exmagistrado Francisco Ricaurte declara en el juicio contra Gustavo Malo
Exmagistrado Francisco Ricaurte declara en el juicio contra Gustavo Malo.
Colprensa
12 Dic 2019 03:45 PM

Testigos contra Ricaurte aseguran que no les consta sobornos del exmagistrado

El expresidente de la Corte Suprema es procesado por el 'cartel de la toga'.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

El representante a la Cámara Wadith Manzur –hijo del exsenador Julio Manzur- y el abogado Luis Ignacio Lyons España declararon este jueves en el juicio contra el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Javier Ricaurte por su presunta participación y conocimiento en el denominado escándalo del ‘cartel de la toga’.

Los dos testigos aseguraron en sus declaraciones bajo la gravedad de juramento, que no les consta que Ricaurte le pidiera sobornos a los dirigentes políticos Julio Manzur Abdala y Musa Besaile para evitar que se cancelaran las ordenes de captura que iba a emitir la Corte Suprema en su contra, en procesos de “parapolítica”.

Lea además: Jalón de orejas al abogado de Gustavo Malo por no asistir al juicio

Tanto Manzur como Lyons coincidieron en señalar que las exigencias económicas las hizo el abogado Luis Gustavo Moreno, quien les manifestaba que tenía información sobre las ordenes de captura que iba a dictar el alto tribunal en su contra en los primeros meses de 2015.

Moreno, quien en ese momento figuraba como un abogado penalista, les aseguraba que él tenía contactos en la Corte Suprema de Justicia que le entregaban información privilegiada sobre el estado de esos dos casos.

Debido a esto se enteraba de las decisiones que se iban a tomar, entre ellas recaudación de pruebas documentales y testimoniales y la emisión de una orden de captura. Para cancelar esta orden, señalaba Moreno, tenían que pagarle una suma de dinero para que él moviera sus influencias en la Corte.

Lea también: Congresista investigado por narcotráfico seguirá proceso en libertad

El abogado indicaba que tenía un gran grupo de trabajo con mucho poder para suspender esta orden de captura. Entre estas personas se encontraba una a la que él llamaba “papá” en referencia al magistrado de la Sala de Casación Penal, Leónidas Bustos.

Sin embargo, nunca tuvo conocimiento que en esa "organización" que tanto mencionaba Moreno tuviera relación con Ricaurte, indicando que nunca escuchó de él en el caso del ofrecimiento de sobornos. 

En una oportunidad, indicó Lyons, se adelantó una reunión en un prestigioso en el norte de Bogotá con Moreno y Musa Besaile. Cuando estaba en el "lobby" vio que el senador hablaba con el exmagistrado Ricaurte.

Al preguntarle sobre los detalles de la charla, el excongresista le señaló que solamente le recomendó que contratara como abogado a Moreno para que ejerciera su defensa en el caso de la "parapolítica".   

Le puede interesar: ¿Quién es el otro joven detenido y trasladado en un vehículo particular por la Policía?

Después de esa reunión, no tuvo otro tipo de conocimiento sobre los contactos entre Besaile y Ricaurte. El abogado Lyons señaló que nunca estuvo de acuerdo con las presiones que estaba ejerciendo Moreno para desviar la investigación y suspender la orden de captura. 

El jurista les había exigido el pago de dos mil millones de pesos con el fin de desviar la investigación, situación que le generó muchas discusiones con Besaile quien en un momento de desesperación tomó la decisión de pagar los sobornos. 

El exmagistrado Ricaurte es procesado por su presunta participación en los delitos de concierto para delinquir, cohecho por dar u ofrecer, tráfico de influencias de particulares y utilización indebida información oficial privilegiada.