Marcelo Pecci
Marcelo Pecci
Instagram de aguileraclaud
6 Jun 2022 06:53 PM

Señalado ‘cerebro’ del asesinato de Marcelo Pecci sería un exmilitar

El sujeto ha tenido problemas judiciales por concierto para delinquir y acceso carnal violento.
vperalta
Vanesa
Peralta

Avanza la audiencia de medida de aseguramiento contra los presuntos implicados en el asesinato del fiscal paraguayo, Marcelo Pecci, un crimen que se llevó a cabo en la playa de Barú y que conmocionó a la sociedad.  

Uno de los imputados es Luis Correa Galeano, el único que no aceptó cargos en medio de la diligencia judicial.  El sujeto es oriundo de Antioquia, tiene 43 años y ya habría tenido problemas con la justicia colombiana.  

El sujeto ha tenido problemas judiciales por concierto para delinquir y acceso carnal violento. Además, según la unidad investigativa del diario El Tiempo, Correa Galeano fue un militar activo.  

Le puede interesar: Rama Judicial rechazó amenazas de muerte contra juez y fiscal en caso Marcelo Pecci

“La cédula que aparece en el documento militar es la misma con la que el juez 12 penal municipal, con funciones de control de garantías, identificó a Correa Galeano cuando se legalizó su captura y las de los otros implicados”, indica en diario de circulación nacional. 

Al sujeto le incautaron una pistola de 9 milímetros y $6'450.000 y las autoridades le imputaron los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de amas agravado. 

Según reveló Noticias RCN, Correa habría recibido cerca de 120.000 dólares para cometer el crimen, por lo que contactó a Marisol Londoño y a su hijo, Cristian Camilo Monsalve, quienes vigilaron al fiscal.  

Posteriormente, el antioqueño habría contactado a Wendy Scott y a Luis Salinas, dos venezolanos encargados de asesinar a sangre fría a Pecci. Todo esto, mientras él disfrutaba en la playa. 

Lea también: Cinco implicados en el asesinato de Marcelo Pecci fueron enviados a prisión

Cabe recordar que Pecci fue asesinado el pasado 10 de mayo mientras disfrutaba de su luna de miel con su esposa, la periodista paraguaya Claudia Aguilera, con quien se había casado en Asunción el 30 de abril y esperaba un hijo. 

El fiscal, de 45 años, investigaba casos de narcotráfico y crimen organizado. Su asesinato, cometido por un sicario que llegó en una moto acuática a la playa del hotel Decameron donde se hospedaba la pareja, conmovió a la sociedad paraguaya.