SAMUEL VIÑAS
El empresario barranquillero Samuel Viñas fue sentenciado a 43 años de prisión por el asesinato de su esposa.
Colprensa
27 Feb 2020 12:22 PM

Regresará a la cárcel el empresario Samuel Viñas, condenado por el crimen de su esposa

Hace dos semanas, un juez le había otorgado el beneficio de casa por cárcel al empresario barranquillero.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

La Corte Suprema de Justicia ordenó que el empresario barranquillero Samuel Viñas Abohomor regrese a la cárcel para que siga cumpliendo la condena de 42 años y nueve meses de prisión por su responsabilidad en el crimen de su esposa, la diseñadora Clarena Acosta, en hechos registrados el primero de enero de 2010. 

Tras resolver una acción de tutela presentada por el mismo empresario, el alto tribunal revocó el beneficio de casa por cárcel del que gozaba Viñas desde el pasado 7 de febrero cuando el juez cuarto de ejecución de penas de Barranquilla determinó que Viñas tenía problemas de salud y debía recibir un tratamiento especializado. 

El alto tribunal igualmente impartió órdenes a las diferentes autoridades para que el empresario reciba un tratamiento médico en el centro carcelario y se deberá hacer un seguimiento a su evolución.

Igualmente se deberá cumplir las órdenes del médico tratante para que el condenado se recupere físicamente. 

Esto en "orden a su posterior valoración psiquiátrica, garantizando en todo momento, dentro de las condiciones penitenciarias de seguridad a las que haya lugar, el cumplimiento de la pena intramural que le fue impuesta", ordena la Sala de Casación Penal.

Con esta decisión, las autoridades deberán adelantar todos los trámites para transportar nuevamente a Viña de su casa, en el barrio Villa Country de Barranquilla, a la cárcel El Bosque en la capital del Atlántico. 

La defensa del empresario ha manifestado en reiteradas oportunidades que su cliente tiene graves problemas de salud, hecho por el cual en noviembre pasado tuvo que ser intervenido de urgencia 

Por su parte, la defensa de las víctimas ha reseñado que la reclusión de Viñas ha estado rodeada de innumerables irregularidades, entre las que se destacan los lujos que le fueron hallados en su celda y los permisos especiales. 

Debido a esto, reseñan, el Inpec había ordenado a finales de 2019 su traslado a la cárcel de máxima seguridad de Cómbita (Boyacá) después que en una inspección el encontraran teléfonos celulares, computadores y acceso ilimitado a Internet.

El empresario fue sentenciado por su responsabilidad en el crimen de su esposa en medio de una fiesta de Año Nuevo. Los testigos aseguraron en esa oportunidad que en un ataque de celos, Viñas discutió con su mujer y acto seguido le disparó en la cabeza con el arma que siempre portaba. 

Los testigos, entre los que se encontraban las hijas de la pareja, manifestaron que el empresario era muy posesivo y celoso. En medio de la fiesta enfrentó a su mujer porque supuestamente ella le era infiel. 

Fuente
Sistema Integrado Digital