Uno de las aeronaves de Aviación del Ejército
Uno de las aeronaves de Aviación del Ejército
Foto del Ejército Nacional
15 Jul 2019 08:53 AM

¿Qué dicen las denuncias de corrupción en la Aviación del Ejército?

La FM accedió a dos denuncias penales en seguimiento a los supuestos hechos de corrupción revelados por el coronel Julio César Ramírez.
Ana María Cuesta
Ana María
Cuesta
@ana_cuesta

En seguimiento a los supuestos hechos de corrupción en la División de Asalto Aéreo del Ejército, denunciados en La FM por el coronel Julio César Ramírez, este medio ha accedido a dos denuncias penales radicadas en la Fiscalía que dan cuenta del detalle de las presuntas irregularidades.

Una de las denuncias fue dirigida al exfiscal Néstor Humberto Martínez en 2017 y señala por omisión al entonces comandante del Ejército, Alberto José Mejía. En esta denuncia se advierte de un 'carrusel de contratación' en el que siempre es favorecida la empresa Aserpa. La denuncia pide que se investigue a 22 oficiales que posiblemente se pudieron haber beneficiado económicamente del 'carrusel' a favor de Aserpa.

En la denuncia de 2017 se exponen irregularidades en contratos relacionados con un hangar, con entrenamiento en simuladores de helicópteros y cursos de entrenamiento de altura en montaña a gran altitud,entre otros.

En la FM también revisamos una denuncia radicada en marzo de 2019 en contra del actual comandante de la División de Asalto Aéreo, Juan Vicente Trujillo; y contra los excomandantes de esta división, general Alberto José Mejía y Emiro Barros, entre otros oficiales. En esta denuncia hablan sobre irregularidades en contratación, pero no mencionan directamente a la empresa Aserpa. Ambas denuncias son anónimas.

¿Qué dice la denuncia de 2019?

La denuncia, en poder de La FM, fue radicada en la Fiscalía el 13 de marzo de este año con graves acusaciones sobre el manejo de la División de Aviación y Asalto Aéreo. Esta denuncia se refiere en una primera parte a un gasto irregular en mantenimientos que, narra el documento, no eran necesarios y se generaron a través de un convenio ruso parar realizar reparos y recuperaciones a helicópteros MI 17.

La denuncia señala también un supuesto sobrecosto en contratos para la simulación de vuelos en la División de Aviación, como ya lo había dicho el coronel Ramírez en La FM, por al menos $ 960 millones de pesos.

El documento conocido por La FM relata un supuesto interés de direccionar otros contratos para la adquisición de componentes para helicópteros UH-60, con el fin de que las millonarias licitaciones quedaran en manos de una de las empresas que participaba en el proceso de adjudicación. 

Lea también: Coronel Julio César Ramírez salpica al general (r) Alberto Mejía en escándalo del Ejército

Software

La denuncia narra también trámites irregulares que se habrían realizado para conseguir un contrato de Software que no era necesario en aviación, además con dinero proveniente de la embajada de los Estados Unidos. Según la denuncia, el software se recibió con un 100% de satisfacción, pero luego se conocería que el contrato no fue liquidado y tuvo varios incumplimientos. 

Palas y transmisiones

Se pagó un contrato de cerca de $ 7.000 millones de pesos para la reparación de palas y transmisión de aeronaves y helicópteros. Tiempo después se conoció que algunos materiales, según la denuncia, debieron ser regresados y hubo incumplimientos también en el desarrollo del contrato. 

Estas son nuevas denuncias cada una detallada con hechos en los que se relata direccionamiento de contratos, favorecimiento a contratistas, y otros trámites irregulares dentro de aviación que la Fiscalía deberá investigar para determinar si hubo o no corrupción dentro del Ejército.

¿Qué dice la denuncia de 2017?

El 22 de noviembre de 2017 fue radicada en la Fiscalía una denuncia penal sobre presuntos hechos de corrupción, en la División de Asalto Aéreo del Ejército, que señala al general Alberto José Mejía de incurrir en omisiones respecto a los hechos allí expuestos. 

El documento dirigido al entonces fiscal Néstor Humberto Martínez principalmente expone la existencia de un presunto "carrusel de la contratación" que beneficia a la empresa aeronáutica Aserpa, liderada por el presidente de la Cámara de Comercio Colombo-Rusa Oscar Billy López Bolaños.

Según el anónimo, a esta empresa proovedora exclusiva del Ejército la han beneficiado en contratos de mantenimiento, entrenamiento, combustibles e infraestructura. El carrusel estaría en que se contratan directamente los servicios, se generan "sobrecostos" y por esta vía se aumentaría el patrimonio de la empresa y de oficiales y suboficiales presuntamente implicados.

La denuncia pide que se investigue si aumentó el patrimonio de los excomandantes de esta División de Asalto, generales Alberto José Mejía y Emiro Barrios Jiménez. Pero también de otros 20 oficiales entre los que se encuentra el exsubcomandante de la División, coronel Omar Garzón Forero, a quien señalan de aliado de la empresa Aserpa y como responsable, supuestamente, de perjudicar los ascensos de los uniformados que "no están de acuerdo con prácticas ilícitas".

Lea también: General (r) Alberto Mejía responde a denuncia del coronel Julio César Ramírez

¿Por qué casos señalan a Aserpa?

Hangar

Un primer caso es la adquisición de un hangar en el aeropuerto de Guaymaral para sacar a las aeronaves pequeñas que se encontraban en el Aropuerto El Dorado de Bogotá. Una empresa había hecho un avalúo por 16.250 millones de pesos para la compra del predio en 2014, según consta en varios documentos oficiales. Pero dos años después, según la denuncia, Aserpa presentó otro avalúo por 30.370 millones de pesos por un lote de entre 7 mil y 8 mil metros cuadrados y se desconocieron otras propuestas como las de las empresas Aerotécnica, CCA Carvajal o Avia Accesorios, que presentaron "menores valores y/o el doble del área ofrecida".

El documento advierte que como en 2016 no se pudo realizar la compra del hangar, lo arrendaron por 2.992 millones de pesos por valor anual, pero empresas como Carvajal habían ofrecido arriendo gratis por dos años o el tiempo que durara la construcción. O la empresa Vargas Cerón que había ofrecido arrendar otro hangar por la mitad de lo que en efecto se pagó.

Entrenamiento helicópteros

El segundo caso que expone la denuncia es que desde 2011 a 2017 se han adjudicado todos los contratos de entrenamiento de simulador para helicóptero MI-17 con la empresa Aserpa, y con otra firma supuestamente representada por su mismo dueño, Óscar Billy López, Avia-Baltika.

La denuncia en este caso consiste en que hay otras empresas que supuestamente ofrecen precios más bajos que Aserpa, como el caso de BairdService que ofreció en 2014 el precio de 65.000 USD para entrenar a la tripulación, pero en ese año fue elegida Aserpa, dice la denuncia, con un costo de más de 12 mil USD. Advierte el documento que para estos contratos se descartaron otras nueve empresas igual de calificadas a Aserpa.

"Los encargados de direccionar los procesos a favor de Aserpa fueron el coronel Osler García, coronel Rudy Arias, coronel Óscar Ramírez, coronel Álvaro Rincón, mayor César Gómez, mayor Andrés Fernández", dice la denuncia. 

Entrenamiento de altura

El tercer caso del supuesto direccionamiento de contratos a Aserpa tiene que ver con los procesos para entrenamiento de altura o en montaña a gran altitud. Según la denuncia, desde 2011 le entregan este tipo de contratos a las firmas de Óscar Billy López, Aserpa y Bristow Academy.

Según el documento la irregularidad en este caso es que el curso es brindado en los Estados Unidos en helicópteros norteamericanos "muy por debajo incluso a la altura de Bogotá, del aeropuerto El Dorado o la mayoría de sitios de operación de la geografía colombiana que están entre los 10 mil y 14 mil pies de altura".

Lea también: Informe 'Las Ovejas Negras del Ejército' carece de valor: general Nicacio Martínez

"Este tipo de entrenamiento se puede hacer con aeronaves propias y en las que vuela cada piloto, bajo las condiciones reales a la operación que se van a enfrentar a cero costo", dice el documento. Según la denuncia, entrenar a pilotos colombianos en Colombia costaba en 2014 38.000.000 de pesos por piloto, pero con Aserpa supuestamente lo contrataron en más de 80 millones por piloto.