La central de Ituango, Hidroituango, en el departamento de Antioquia
La central de Ituango, Hidroituango, en el departamento de Antioquia
Colprensa
28 Feb 2019 07:39 AM

Polémica por supuesta asignación a EPM, y a dedo, del proyecto Hidroituango

Diversas opiniones ha suscitado la investigación que el ente acusador denominó "el pecado original". 
Alfonso
Alfonso
Rico Torres
@AlfonsoRicoT

La Fiscalía General de la Nación presentó una investigación respecto a los orígenes de Hidroituango. Esto, en el marco del escándalo por la crisis que ha afrontado la hidroeléctrica. 

El ente acusador diseñó un plan metodológico para revisar con detalle la obra de la hidroeléctrica Pescadero – Ituango (Hidroituango) y tener un panorama amplio que permita entender las dificultades que se han presentado en su ejecución y establecer eventuales responsabilidades penales.

El informe de la Fiscalía 

Daño ambiental

Respecto a la afectación generada por el proyecto Hidroituango a los recursos naturales,  fueron dispuestas tres líneas de investigación para esclarecer lo ocurrido y tomar las decisiones judiciales al respecto:

Indebida gestión de los residuos sólidos: los fiscales investigadores indagan posibles irregularidades presentadas en la disposición y manejo de los residuos orgánicos y escombros. El presunto incumplimiento de los protocolos existentes habría incidido de manera negativa sobre los recursos naturales con efectos como la calidad, cantidad y fluidez del agua; la erosión del suelo y la eventual inestabilidad de la montaña.

Obras y modificaciones sin licencia: se indaga el impacto que tuvo en el ecosistema las modificaciones en los diseños iniciales y la ejecución de obras sin los permisos ambientales exigidos por la ley. Desestimación de riesgos y plan de contingencia: durante la ejecución del proyecto ocurrieron contingencias que habrían sido desestimadas por los encargados del proyecto, quienes no habrían tenido la capacidad real de atenderlas porque estaban preparados para una situación de menor dimensión. Esto derivó en las graves afectaciones a los recursos que han sido presentadas en los últimos días y afectaron el modo de vida de las poblaciones ribereñas.

Por lo anterior, la Fiscalía General de la Nación busca establecer a los presuntos responsables de los delitos de daño en los recursos naturales e ilícito aprovechamiento de los mismos. La investigación cuenta con el apoyo de tres fiscales de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, nueve peritos (ingenieros ambientales y de minas, químicos y ecólogos), dos analistas y un equipo de investigadores de campo.

Proceso de contratación hidroeléctrica

En la primera etapa de la investigación, la Fiscalía identificó presuntas inconsistencias desde el inicio del proyecto como presuntas anomalías en la fase precontractual y supuestas deficiencias en la celebración de los contratos, los estudios de diseño y ejecución de la obra, así como en las adiciones autorizadas a la firma contratista.

En esta fase la fiscal de conocimiento estableció cinco líneas de investigación.

Indagación sobre:

    La contratación directa de la hidroeléctrica (contrato Boomt) entre Hidroituango y EPM E.S.P.
    Irregularidades de los contratos de obra pública:
    Obras civiles principales
    Túneles de desvío del cauce Río Cauca
    Irregularidades de los contratos de usufructo de acciones.
    Irregularidades por inversión adicional de 100 millones de dólares.
    Irregularidades plan de aceleración del proyecto.

    Primera línea: Irregularidades de la contratación directa de la hidroeléctrica

Hidroituango S.A. E.S.P., fue constituida el 8 de junio de 1998 con el objeto de realizar “el diseño, construcción y explotación a nivel nacional y/o internacional de la Central Hidroeléctrica de Pescadero – Ituango”. En ese momento, contaba con la participación accionaria de Isagen S.A. E.S.P., el Instituto para el Desarrollo del Departamento de Antioquia (IDEA), la Empresa Antioqueña de Energía  (EADE S.A. E.S.P.), el Departamento de Antioquia, la empresa Integral S.A., y la Asociación Colombiana de Ingenieros Constructores (ACIC).

En 2009, la junta directiva de Hidroituango decidió dejar en manos de un tercero el desarrollo de las obra, de tal manera que asumiera su construcción con autonomía, recursos propios y responsabilidad individual sobre los riesgos. Todo sería enmarcado en un esquema denominado ‘BOOMT’, esto es, que el seleccionado debía financiar, construir, operar y mantener la hidroeléctrica durante un plazo determinado, al término del cual debía devolverla a Hidroituango S.A. E.S.P., y como contraprestación, el tercero elegido, tendría derecho a explotarla, pagando una remuneración.

Con las reglas de juego fijadas por Hidroituango S.A. E.S.P.,  el 17 de noviembre de 2009, se hizo la primera invitación pública internacional a precalificar en la “contratación de la financiación, construcción, operación y mantenimiento de una central de generación hidroeléctrica con capacidad de 2.400 MW bajo un esquema Boomt”.

Este proceso tenía como propósito adjudicar el proyecto a una persona que tuviera experiencia técnica y operativa, y solvencia financiera suficiente. Hasta el 18 de enero de 2010 fueron recibidos los sobres con las solicitudes de precalificación.

Lea también: EPM le dice a la Fiscalía que ha actuado de manera transparente

La etapa de precalificación tenía por objeto verificar que los interesados cumplieran con los requisitos financieros y técnicos previstos en la invitación, y establecer si se encontraban en condiciones de asumir dichas obligaciones, teniendo en cuenta que la hidroeléctrica debía operar desde el 1 de diciembre de 2018, o antes, para tener derecho al pago del cargo por confiabilidad otorgado por la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG).

Con base en lo anterior, Hidroituango S.A. E.S.P. emitió la Decisión Núm. 015 del 2 de febrero de 2010,  mediante la cual otorgó la precalificación a siete (7) empresas:

    China Three Georges Corporation
    Consorcio Kepco
    Centrais Eletricas Brasileiras S.A. (Electrobrás)
    Constructora Norberto Odebrecht S.A.
    Construcoes E Comercio Camargo Correa S.A.
    Constructora Andrade Gutiérrez S.A.
    Empresas Públicas de Medellín E.S.P. (EPM).

La sociedad Hidroituango S.A. E.S.P., convocó, mediante subasta pública internacional, a los interesados en construir, mantener y operar la hidroeléctrica más grande de Colombia. Esta primera fase de oferta pública concluyó con la selección de 7 precalificados, entre ellos EPM E.S.P, empresa que era accionista de Hidroituango S.A. E.S.P.

El proceso siguió su curso y el 18 de marzo de 2010, fueron publicadas las reglas para la adjudicación de los contratos. Días después, la junta directiva de Hidroituango se reunió y suspendió el proceso de subasta por unas semanas, hasta que la misma junta se volviera a reunir y decidiera si reabría el proceso o lo daba por terminado, de tal forma que todos los precalificados tuvieran tranquilidad en el proceso. Sin embargo, los socios avanzaron en una negociación directa con una de las firmas, era EPM E.S.P., según consta en el acta núm. 111 del 9 de junio de 2010.

El 10 de septiembre de 2010, se suscribió un segundo acuerdo entre el IDEA y EPM E.S.P., en el que se reafirmó que las Empresas de Servicios Públicos de Medellín asumirían la construcción, financiación, operación y mantenimiento de la hidroeléctrica, y haga la respectiva restitución del proyecto a Hidroituango. Todo sioguió enmarcado en el esquema de contratación BOOMT.

El 27 de octubre de 2010, según acta núm. 24 se dio vía libre a la división (escisión) patrimonial y se da vía libre a la tercerización de la financiación, construcción, mantenimiento, explotación comercial y restitución de la Central Hidroeléctrica Pescadero – Ituango.

El 4 de noviembre de 2010, mientras avanzaba la constitución del marco legal para permitir el ingreso de una nueva empresa, Hidroituango informó a los seis oferentes internacionales y nacionales que el proceso de subasta quedaba cerrado. Les indicó que optó por contratar directamente a EPM E.S.P por ser una empresa regional y, por consiguiente, autorizó el reembolso a los oferentes de los dineros pagados al iniciar el proceso, algo más de 19 millones de pesos.

Una vez fue constituida la nueva sociedad, la junta directiva de EPM Ituango S.A. E.S.P., en sesión del 29 de marzo de 2011, autorizó la suscripción del contrato BOOMT, el cual fue celebrado un día después entre la Hidroeléctrica Ituango S.A. E.S.P. (contratante) y EPM Ituango S.A. E.S.P. (contratista).

Las verificaciones hechas por la Fiscalía permitieron conocer que en sesión extraordinaria de asamblea de accionistas de EPM ITUANGO, Empresas Públicas de Medellín, con el 99,4% de las acciones, votó favorablemente la proposición de ceder a EPM el contrato para construir, mantener y operar la Hidroeléctrica Ituango, resultado que le permitirá tomar todas las decisiones por un periodo de 50 años.

El proceso de contratación culminó el 19 de enero de 2013, EPM Ituango S.A. E.S.P (cedente – contratista) y EPM E.S.P. (cesionario) celebraron un acuerdo de voluntades cuyo objeto consistió en la “cesión del contrato tipo Boomt suscrito entre hidroeléctrica Ituango S.A. E.S.P. y EPM Ituango S.A. E.S.P. a favor de empresas públicas de Medellín”, por un valor de dieciocho mil quinientos diecinueve millones ochocientos noventa y tres mil setecientos diecinueve pesos ($18.519.893.719).

Decisiones

Es por los hechos mencionados anteriormente que la Fiscalía General de la Nación ha tomado la determinación de solicitar se convoque a audiencia de imputación a los señores Luis Guillermo Gómez Atehortua, gerente de Hidroitunago S.A (para la fecha de los hechos) y Luis Javier Vélez Duque, gerente de EPM Ituango (para la fecha de los hechos), con el fin de formularles cargos por contrato sin cumplimiento de requisitos legales. Las audiencias se realizarán previa programación del Centro de Servicios Judiciales.

Asimismo, en relación con una segunda hipótesis investigativa en estudio, adelantada por los presuntos delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales e interés indebido en la celebración de contratos, la Fiscalía General de la Nación considera pertinente citar a interrogatorio en condición de indiciados a:

    Álvaro Villegas Moreno.
    Ana Cristina Moreno Palacios.
    Hugo Alejandro Mora Tamayo.
    Juan Felipe Gaviria Gutiérrez.
    Jesús Arturo Aristizábal.
    Maximiliano Valderrama Espinosa.
    Luis Javier Vélez Duque (calidad de gerente EPM Ituango).
    Juan Esteban Calle Restrepo (gerente de EPM E.S.P).Estas diligencias se cumplirán en marzo del año en curso.

Héctor Pinilla, asesor del despacho del fiscal general de la Nación

0:27 5:25

Contraloría 

La Contraloría General de la República comenzó a realizar, el 13 de febrero de 2019, un Control Excepcional -por vía de Actuación Especial- al proyecto Hidroituango, que permitirá determinar en unos seis meses quiénes pudieron tomar malas decisiones en su ejecución, las irregularidades que se pudieron dar en el proceso de planeación  para la construcción de la represa, los sobrecostos que se han generado, así como las pérdidas que han producido la crisis que afronta y las emergencias ambientales y sociales que se han generado con la misma.

El contralor Carlos Felipe Córdoba Larrarte puso al frente de esta Actuación Especial al Vicecontralor (E) y Contralor Delegado de Minas y Energía, Ricardo Rodríguez Yee, que lideró en su momento la auditoría que puso al descubierto el escandaloso caso de Reficar.

Rodríguez Yee lidera un equipo de expertos ingenieros civiles, geotecnistas, especialistas en hidrología y avezados auditores. Equipos interinstitucionales de Contraloría, Procuraduría y Fiscalía avanzan en recabar, de manera conjunta, el material probatorio sobre el proyecto Hidroituango, para luego proceder en lo de su competencia, anunció el Contralor Córdoba Larrarte.

“Estamos apostando porque el proyecto Hidroituango salga adelante, pero es preciso afirmar, sin ningún miramiento, que quienes hayan tomado malas decisiones o aparezcan involucrados en algún tipo de irregularidad, que amerite un enjuiciamiento por esa conducta., tendrán que responder por esas actuaciones”.

Veeduría Ciudadana solicitó Control Excepcional

Mediante Auto del 8 de febrero de 2019, el Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba Larrarte admitió la solicitud de Control Excepcional al proyecto Hidroituango promovida por el representante legal de la Veeduría Ciudadana Nacional Recursos Sagrados.

Mediante comunicación del 29 de enero de este año, el señor Juan Carlos Calderón España, en su condición de Director y representante legal de esta Veeduría, solicitó al Contralor General, que se realizará Control Excepcional respecto del proyecto de Generación Eléctrica Hidroituango, indicando que “es de conocimiento público la magnitud del megaproyecto, no solo por su impacto en el sector energético nacional, en términos de producción, sino por su impacto medioambiental y económico para los entes territoriales financiadores del megaproyecto”.

El Contralor Córdoba Larrarte ha hecho énfasis en priorizar dentro de su gestión los mecanismos de participación ciudadana y en particular, la relevancia de las veedurías ciudadanas en las vigilancia y control de la gestión fiscal pública, de ahí que haya admitido este control excepcional sobre las cuentas de entidades del orden territorial, que son competencia de la Contraloría Departamental de Antioquía y de la Contraloría de Medellín.

Ricardo Rodríguez Yee, vicecontralor

0:27 5:25

¿Qué busca el Control Excepcional?

El control excepcional busca determinar el presunto detrimento patrimonial al Departamento de Antioquía, al Instituto para el Desarrollo de Antioquía – IDEA, al municipio de Medellín, a las Empresas Públicas de Medellín – EPM y al patrimonio de la Nación, por presuntas deficiencias en el proyecto Hidroituango.

Una vez analizadas las razones que fundamentaron la solicitud de la Veeduría Ciudadana Nacional Recursos Sagrados, el Contralor General, consciente de la importancia que representa para el país el proyecto Hidroituango y el impacto del mismo, ordenó que se adelanten las siguientes líneas de trabajo:

Asignación obligaciones energía en firme.
Mecanismos contractuales.
Estructura financiera, fuente y deuda.
Diseños e ingeniería.
Proceso constructivo.
Suministros.
Declaración de no entrada al proyecto.

Las líneas trazadas por la Contraloría General de la República para mirar dentro del control excepcional aprobado, están dadas a partir de presuntas irregularidades en el proceso de planeación para la construcción de la represa y en la gestión ineficiente y antieconómica en el proyecto de constitución y liquidación de EMP ITUANGO, lo que generó mayores costos cargados al proyecto.

Así como las pérdidas generadas por los recursos que han sido necesarios para atender las emergencias ambientales, sociales y ecológicas ante los contratiempos presentados en la construcción de las obras principales.

Hechos relevantes por revisar

Constitución de EPM Ituango, con el objetivo de acceder a los beneficios tributarios de zona franca, para el proyecto de construcción de Hidroituango, a sabiendas de las pocas posibilidades de éxito de hacerlo, como efectivamente ocurrió, donde eventualmente se cargó esa gestión a los costos del proyecto.

Posible aprobación de obras adicionales, cuestionadas técnicamente desde el principio por riesgos de derrumbes y deslizamientos, que finalmente se concretaron. Presuntas irregularidades por la implementación y ejecución del plan de aceleración para adecuarse al nuevo cronograma de obras, ya retrasado, sin autorización previa de la junta directiva, e imputado como costos al proyecto.

Fuente
LA FM