El carro bomba del ELN dentro de la Escuela General Santander, en Bogotá
El carro bomba del ELN dentro de la Escuela General Santander, en Bogotá
Foto del video publicado por Noticias Uno
31 Ene 2019 02:42 PM

Juez envió a la cárcel a segundo detenido por atentado a la Escuela General Santander

La defensa de esta persona señaló que en las diligencias no se ha mencionado el caso de terrorismo en Bogotá.
William
Wiliam Rodolfo
Torres
@wrtproduc

Por petición de la Fiscalía, un juez de control de garantías de Yopal envió a la cárcel a Wilson Arévalo Hernández, alias chaco, capturado esta semana por presuntamente participar en el atentado a la Escuela General Santander en Bogotá. 

Esta persona está siendo investigada y procesada por las autoridades judiciales, acusado de los delitos de rebelión y financiamiento del terrorismo.

En contexto: Fiscal desmiente que haya un tercer capturado por atentado a la Escuela de Cadetes

Wilson Arévalo Hernández fue la persona que vendió la camioneta a José Aldemar Rojas Rodríguez, quien ocasionó el acto terrorista en la Escuela General Santander al sur de Bogotá, donde perdieron la vida más de 22 cadetes.

Pese a que Javier Barragán, abogado del capturado, manifestó que su defendido no tiene antecedentes judiciales y hay información de la Cámara de Comercio que certifica que se dedicaba al procesamiento de productos lácteos, sus argumentos no fueron suficientes para cambiar la decisión del juez.

Ante esto se determinó su medida de aseguramiento con detención en la cárcel La Modelo de Bogotá, donde sería vinculado con el caso del carrobomba.

Arévalo fue capturado en la madrugada de este miércoles 30 de enero en la vereda La Primavera, zona rural entre los municipios de Fortul y Arauquita, por personal de inteligencia de la Policía.

Pese a la insistencia de las autoridades, la defensa del capturado, indicó que en desarrollo de la audiencia "no se mencionaron para nada los hechos acaecidos en Bogotá" y que a su defendido lo sindican de rebelión.

Según el abogado, la Fiscalía hace un descubrimiento parcial de los elementos materiales probatorios  y la información válidamente obtenida, lo cual aún no se convierten en prueba.

El abogado Barragán finalmente indicó que incluso el padre del capturado fue desaparecido y asesinado hace algunos años y según los familiares fue asesinado por el grupo al margen de la ley, con el que la Fiscalía pretende vincularlo.