Gobierno resalta avances de Colombia en reglamentación de cannabis medicinal

Foto: Referencial Ingimage

El ministro de Justicia aseguró, en un foro de política criminal, que el cannabis medicinal producido en Colombia es para exportar.

El ministro de Justicia, Enrique Gil, sostuvo que los cultivos de cannabis medicinal en Colombia se han convertido en un beneficio para varias comunidades.

“El beneficio del cannabis medicinal es para los pequeños productores, para los pequeños cultivadores, y es una forma de contribuir al desarrollo social de las comunidades pobres y que han sido vulneradas durante muchas décadas”.

Gil Botero explicó que el cannabis medicinal producido en el país no va a ser transformado en Colombia a productos médicos, sino que será exportado para tal fin.

“La transformación en productos médicos o farmacológicos del cannabis para uso medicinal, por el momento la marihuana medicinal ni sus derivados, van a ser comercializados en Colombia, sino que va a ser para exportación básicamente. Por ejemplo, una de ellas es una empresa canadiense que tiene una gran experiencia en cuanto a la transformación de productos de orden farmacológico”, dijo.

De igual manera el ministro destacó que la ley establecida para los cultivos endurece la regulación exigida por los Ministerios de Salud y Justicia en torno a la solicitud de licencias.

“Las licencias para los cultivos van progresivamente, es un potencial que puede ir llenando el cupo internacional de producción en la medida en que apenas estamos implementando un proceso”, sostuvo.

Finalmente aseguró que pese al cambio de gobierno en los próximos meses, la ley que ha permitido la legalización del cannabis medicinal en Colombia no va a ser modificada o retirada.

“Al margen del cambio de gobierno, en Colombia se va a mantener la política de producción de cannabis medicinal porque es una realidad del país, al pasar de un nicho de ilegalidad a un escenario de legalidad a favor de la salud y de la industria. Entonces no creo que nadie se oponga a una transformación de lo ilícito a lo lícito a favor de la salud pública”.