Carlos Mattos es requerido por la justicia de Colombia.
Carlos José Mattos Barrera es investigado por presuntamente haber incurrido en supuesto pago de sobornos
Carlos Mattos / Colprensa
25 Jun 2020 11:05 AM

Empresario Carlos Mattos será extraditado de España a Colombia

Mattos es investigado por el pago de sobornos a funcionarios judiciales para ganar un pleito a la multinacional Hyundai. 
Agencia
AFP

La Audiencia Nacional española autorizó este jueves la extradición hacia Colombia del empresario Carlos Mattos, investigado por el pago de sobornos a funcionarios judiciales para ganar un pleito a la multinacional surcoreana Hyundai. 

Los magistrados "consideran que se cumplen todos los requisitos para proceder a la entrega del reclamado", señaló en un comunicado el alto tribunal de Madrid.

Lea además: Hermana de niña indígena abusada por soldados contó desgarradora versión de la menor

Mattos, que se había refugiado en abril de 2018 en España alegando un delicado estado de salud, puede apelar a la decisión que, en cualquier caso, debe ser ratificada por el gobierno español antes de ejecutarse.

La Fiscalía colombiana solicitó en octubre de 2018 la extradición del empresario por presuntamente ofrecer pagos a funcionarios de la rama judicial para conseguir que un multimillonario pleito fuera asignado a un juez a quien también habría sobornado previamente. 

El caso corresponde a una demanda de Hyundai Colombia, de la cual Mattos era el mayor accionista, contra la coreana Hyundai Motor Company para impedir que la multinacional comercializara automóviles y repuestos con empresas distintas a la suya.

Según la documentación judicial tramitada por la fiscalía colombiana, el soborno se elevaría a 200 millones de pesos.

En el auto de la Audiencia Nacional, los jueces argumentan que los hechos por los que Mattos está acusado están tipificados también como delito en España, una condición necesaria para autorizar la extradición.

Lea también: Brote de coronavirus entre mototaxitas en Barranquillla

Además, desestiman las razones alegadas por la defensa como el hecho de tener nacionalidad española y domicilio fijo en el país o sus problemas de salud que, según los magistrados, "ni obstan a la realización del viaje, ni consta que no puedan ser tratados fuera de Madrid".

Aun así, el auto establece que "habrá de ser comprobado el estado de salud del reclamado en el momento de realizarse la entrega (...) para valorar su estado clínico en el momento del desplazamiento".