Presidente Juan Manuel Santos
Juan Manuel Santos
Cortesía: César Carrión/Presidencia
10 Jul 2019 08:19 AM

El legado de contratos de David Portilla, personaje clave en escándalo de dineros de reelección

Portilla aparece mencionado en el testimonio de Andrés San Miguel que revisa la Fiscalía. Fue llamado a imputación de cargos en agosto.
Santiago Ángel
Santiago
Ángel
@santiagoangelp

Hasta ahora, en el nuevo capítulo del escándalo de la posible filtración de dineros de Odebrecht para la reelección de la campaña Santos en 2014, se ha conocido el testimonio de Andrés San Miguel, quien es un empresario dueño de Gistic Soluciones Integrales que habría recibido ese año un giro de $3.850 millones de pesos provenientes de un contrato ficticio con la Concesionaria de la Ruta del Sol II.

San Miguel dijo en su testimonio a la Fiscalía que uno de sus socios lo llamó un día de julio de 2014 para informarle del millonario giro a Gistic, pidiéndole que retirara el dinero de inmediato. San Miguel retiró el dinero en la 72 y en la 93 en dos sedes de BanColombia, entendiendo que ese dinero, según le dijo su socio, era para un tema político de la campaña a la reelección de Juan Manuel Santos. San Miguel dijo que Esteban Moreno llegó lleno de escoltas a recibir el dinero en la sucursal del banco. Moreno es el cuestionado personaje cercano a Simón Gaviria y al Partido Liberal mencionado en una denuncia por los expresidentes Uribe y Pastrana en el 2017. 

Pero, ¿quién es el socio de San Miguel? Se trata de David Fernando Portilla Colunge, representante legal de la empresa Fagar Servicios 97 SL, y no era la primera vez que  movía grandes sumas de dinero. 

Fagar Servicios 97 SL es una empresa española que vino a Colombia en el 2010 y se constituyó para prestar servicios de construcción de obras de ingeniería civil. Su representante legal fue hasta el 2015, David Fernando Portilla Colunge. Pero la compañía entró en liquidación en el 2014.

El testimonio de San Miguel señala que Esteban Moreno, quien también fue gerente a la campaña al congreso del 2014 del Partido Liberal junto a la hoy candidata a la Alcaldía de Bogotá del Centro Democrático, Ángela Garzón, llegó hasta Bancolombia lleno de escoltas y recogió el famoso dinero para la campaña de Santos. Ese giro fue producto de un contrato ficticio que había denunciado Jorge Enrique Pizano en la ruta del sol II en donde el contratista era el consorcio Odebrecht, Corficolombiana y Solarte. 

Le puede interesar: Únicos giros multimillonarios que recibió Gistic Logistic se produjeron en años electorales

Pero volvamos a Fagar Servicios, la empresa de David Portilla quien también fue llamado a imputación de cargos por la fiscalía en el mes de agosto por el escándalo de sobornos de la multinacional brasilera. Fagar se constituyó en 2010 y fue liquidada en 2014. Solo hizo negocios en Colombia cuatro años durante el primer Gobierno Santos y no le fue nada mal. 

Aquí es dónde entra Findeter a la historia. Dos de los contratos más importantes de Fagar fueron con la financiera de desarrollo Findeter, una entidad mixta que maneja recursos púbicos y realiza créditos a entidades del estado y a privados, pero que también se dedica a sacar adelante proyectos de infraestructura por todo el país con un presupuesto de al rededor de 3 billones de pesos al año.

Le puede interesar: Robledo: Fiscalía ocultó denuncias sobre dinero de Odebrecht a campaña Santos

La exitosa compañía Fagar representada por David Portilla tuvo un contrato con Findeter en el 2012 para la construcción y optimización del acueducto de Popayán. El valor del contrato fue de más de $ 10.000 millones de pesos con un anticipo del 30 % de más de $ 3.000 millones. La ejecución de la obra inició en abril de 2013 con un plazo de 14 meses. Pero 14 meses después, cuando ya se había cumplido el plazo, la obra no iba nada bien y Findeter entonces tuvo que decretar la terminación unilateral del contrato. Solo hasta el 2017 Findeter tuvo que realizar un nuevo contrato, esta vez por $ 9.000 millones de pesos con la Empresa de Acueducto de Popayán que terminó la obra y la entregó en agosto de 2017. Doble pago para un mismo proyecto. 

La historia se repite. Findeter suscribió otro contrato con David Fernando Portilla como representante legal de Fagar también en el 2012 y 2013 para el mejoramiento del alcantarillado de Cali con el fin de evitar inundaciones en una alameda de la ciudad. El valor fue de $ 11.271 millones de pesos de nuevo con un anticipo del 30 % por más de $ 2.300 millones. El plazo era de 18 meses, pero, de nuevo, 18 meses después, Findeter tuvo que terminar unilateralmente el contrato por incumplimientos del contratista. 

Fagar no hizo los pagos de seguridad social, incumplió el cronograma de avances, abandonó las obras porque los trabajadores a quienes no se les pagó ya simplemente no iban a trabajar, y no invirtió correctamente el anticipo. ¿La solución? Findeter tuvo que ceder el contrato a otro empresario que terminó la obra el 26 de abril de 2016 luego de haber invertido más de $8.546 millones de pesos. 

Fagar, en sus cuatro años de éxito en contrataciones públicas tuvo por lo menos 18 contratos con entidades del Estado, entre las que se encuentran el Ministerio de Educación en el 2012, el Inpec en el 2011, la Alcaldía de Arauca, la Secretaría de Educación de Bogotá en el 2013, el municipio de Soacha, la Policía Nacional en el 2013, y el Instituto de Bienestar Familiar, estos Además de los de Findeter. Pero con Findeter la historia es particularmente importante por dos razones.

La primera es que a pesar de los numerosos incumplimientos, el abandono a las obras, y las irregularidades con los anticipos, la entidad nunca multó al contratista, ni lo demandó por incumplimiento del contrato. ¿Coincidencia? 

El presidente de Findeter desde octubre de 2010 hasta junio de 2017 fue Luis Fernando Arboleda Gonzáles. En ese cargo fue nombrado por el presidente Santos y estuvo allí de principio a fin del Gobierno a excepción del 2018. Arboleda sonó en junio 2017 en el escándalo de Odebrecht luego de aceptar que el exsenador preso Miguel “Ñoño” Elías lo buscó con el fin de favorecer a la multinacional para el contrato de navegabilidad del río magdalena. 

Pero, además, Arboleda es un amigo cercano de toda la vida a Roberto Prieto. Ambos son de Manizales y estando en Findeter, Arboleda le entregó a Market Medios, la empresa de Prieto, más de $ 3.800 millones de pesos en una decena de contratos en sus 7 años de gestión. 

Fagar entró en liquidación en 2014 justamente el mismo año en el que Portilla le advirtió del giro de $ 3.850 millones de pesos a San Miguel para la reelección de Santos. Pero la única entidad que lo multó por incumplimientos en los contratos fue la Alcaldía de Bogotá, según la información del registro único empresarial.

La FM ha podido establecer que la nueva administración de Findeter y la Contraloría General están desempolvando estos procesos para averiguar por qué nunca se multó al contratista ,hoy célebre por el escándalo de Odebrecht y para empezar procesos jurídicos en busca de recuperar los dineros perdidos. 

Esta emisora buscó por diferentes canales a Arboleda Gonzáles quien es gerente de la empresa A todo Tren en Barranquilla, sin recibir respuesta hasta ahora.

El legado de contratos de David Portilla

0:27 5:25
Fuente
La FM