Exhumación de restos en cementerio de Dabeiba, Antioquia.
Exhumación de restos.
Cortesía Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).
16 Dic 2019 10:47 AM

El estremecedor relato del exmilitar que entregó detalles sobre 'falsos positivos' de Dabeiba

Un soldado verificaba que no se pasaran irregularidades, que los orificios de entrada de las balas coincidieran con los huecos en la ropa.
Vanesa Peralta
Vanesa
Peralta

Un exsoldado fue la clave para el hallazgo de la que sería la primera fosa común de ‘falsos positivos’, donde se creen habrían cerca de 50 cadáveres en Dabeiba, Antioquia, un hecho nunca investigado por la justicia ordinaria.   

Detalladamente, este exmilitar relató cómo se habrían realizado las ejecuciones extrajudiciales de personas inocentes en medio del conflicto armado de Colombia, un capítulo oscuro de la historia del país.   

El magistrado Alejandro Ramelli, quien lleva el caso número 003 de la JEP, de “muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado”, le hizo una serie de preguntas al exmilitar en una visita de campo al cementerio para corroborar su versión de los hechos.  

Magistrad Ramelli: ¿dónde lo asesinaron? 

Militar: ¿Si ve esas antenas en la montaña? Ahí hay cuatro, entre la primera y la segunda. Les disparamos y lo bajamos. 

Militar: Aquí (en otra parte del mismo campo santo) enterramos a tres jóvenes, todos hombres, de 20 a 27 años. Fueron asesinados con un proyectil en la cara, el pecho y la cabeza.  

Magistrado: ¿Con qué arma los asesinaron? 

Militar: Con una M-60. Deben estar en una profundidad de metro y medio. 

La ametralladora M-60 es un arma potente de largo alcance que puede disparar cerca de 500 balas en un minuto, balas del tamaño de un dedo, lo que causa un extenso daño en el objetivo.   

La investigación hecha por la Revista Semana, explica que el oficial al mando para la época de los hechos les ordenó a sus soldados volver a disparar a los cadáveres, esta vez en la cabeza para que no pudiera ser reconocido y así eliminar todo rastro de identidad.   

El batallón del soldado en cuestión pudo haber cometido unas 75 elecciones extrajudiciales en los dos años que estuvo allí y por las que cobraron permisos de descanso y se ganaron felicitaciones en sus hojas de vida. Él dijo haber participado en unos 20, pero en el comunicado de la JEP se calculan 50. 

“Los asesinaban con disparos de fusil, casi siempre en la cabeza y en el pecho, y luego los vestían con sudaderas, camisas y buzos negros y botas de caucho. Reportaban las muertes en zonas altas de difícil acceso y riesgosa seguridad, para que la Fiscalía no pudiera entrar al lugar y permitiera que el Ejército hiciera los levantamientos de los cadáveres. Un soldado verificaba que no se les pasaran irregularidades muy visibles: que los orificios de entrada de las balas coincidieran con los huecos en la ropa, que el calzado estuviera en el pie que correspondía”, indicó la investigación de Semana.

Según el Registro Único de Víctimas, en Dabeiba 16.032 personas declararon haber sufrido delitos relacionados con el conflicto, una cifra más que alarmante teniendo en cuenta que el municipio tiene 23.000 habitantes.  

Le puede interesar: Cerca de mil víctimas habría dejado la violencia en Dabeiba

Más de mil uniformados han sido condenados en la justicia ordinaria por los crímenes de civiles y 148 se acogieron voluntariamente al tribunal de paz, según cifras oficiales. 

La investigación en Dabeiba avanza con este testimonio clave para conocer la verdad y reparar a las víctimas del conflicto armado de medio siglo, que deja más de ocho millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados. 

Cementerio Dabeiba
Cortesía JEP
Fuente
Sistema Integrado Digital